Sin tacto

Por Sergio González Levet

17 de agosto de 2017

    Yo, la verdad, siempre he estado con Pepe.

    Primero, porque somos cuates desde hace mucho tiempo. Pero no creas que me ciega la amistad: es una persona seria y honorable; muy educado, y de un trato sumamente amable, al grado que mucha gente ha llegado a pensar que es blando y dúctil.

    Otros opinan que por su carácter se deja influenciar fácilmente por sus amigos y por quienes están con él en su proyecto de obtener la candidatura mayor, que yo estoy seguro es el que más se la merece.

    Lo cierto es que atrás de esas buenas maneras hay una voluntad de hierro y una decisión irrevocable de alcanzar su objetivo, y que nada lo hará desviarse de su camino hasta que logre su cometido.

    ¿Ve usted esos buenos modos? ¡Cuidado! No se vaya a ir con la finta, porque atrás de la sonrisa y la aquiescencia hay una personalidad firme y fuerte. Es muy difícil que suceda, pero usted no querría verlo realmente enojado, porque entonces le bulle el origen de su sangre, emanada directamente de una raza enérgica y voluntariosa.

    Porque lo conozco desde hace mucho tiempo, sé que su sueño viene desde atrás, desde su juventud, desde que estudiaba en el ITAM, en donde conoció y se hizo parte del equipo de los muy cercanos al presidente Enrique Peña Nieto, que son los que participarán y serán escuchados a la hora de definir la candidatura.

    No faltan, lo sé, quienes dicen que tiene que tiene que posicionar más su imagen; que como candidato tendría que ser más entrón, un poco más populista; que en la campaña tendrá que enfrentarse con opositores que traen grandes recursos y muchos votos asegurados.

    En las elecciones de 2018 habrá mucho lodo, muchas infamias y filtraciones. Sí, no veo a Pepe y sus buenos modales entrándole al toro de una guerra sucia, despiadada. Lo suyo será la urbanidad y eso preocupa a ciertos asesores, que piensan que la victoria sólo se ganará usando las mismas tácticas de los opositores.

    Pero fíjese, yo creo que precisamente ésa será su arma secreta, porque la gente, el pueblo, los ciudadanos, ya están hartos de la podredumbre con la que se manejan los candidatos de todos los partidos. La buena disposición de Pepe y su manejo honorable y honesto pueden ser los elementos que pongan a su favor la voluntad popular.

    Para salir de los gravísimos problemas que padecemos, necesitamos inteligencia, paciencia, disciplina, y esas virtudes solamente se las veo a él, de entre quienes compiten en lo interno y lo externo para llegar al más alto puesto de nuestro entorno.

    La competencia va a ser muy difícil, encarnizada, pero porque lo conozco estoy seguro de que va a salir triunfante y de que será un gobernante que traerá soluciones y terminará resolviendo nuestra problemática económica.

    ¿Ya me va entendiendo por qué estoy, he estado y estaré siempre con Pepe?

    Porque yo, como Senador de la República y como veracruzano, creo firmemente en Pepe, en don José Antonio Meade Kuribreña, y estoy seguro de que es el mejor candidato que puede tener el PRI para preservar la Presidencia de la República y llevarnos a los mexicanos hacia un futuro de calidad…

sglevet@nullgmail.com

Twitter: @sglevet

Facebook.com/sglevet

www.journalveracruz.com