Perfilando
Por Iván Calderón
25 de agosto de 2017

  Luego de varios reclamos en redes sociales sobre su silencio y ausencia, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares a través de sus acostumbradas transmisiones en vivo, dio varias buenas noticias para la entidad.

  Por fin.

  En resumen, el goberYu señaló que la famosa reestructuración de la deuda heredada con Banobras continúa por muy buen camino y que sobre todo, ya se encuentra listo el proceso de invitación a otros bancos para lograr bajar 2 o 3 puntos la tasa de interés, representando esto un gran ahorro para ejecutar más acciones de gobierno.

  Y por si dudaban que no hubiera hecho su tarea, don Miguel (como todo buen político de provincia) demostró que también fue a la Ciudad de México no solo a comer tortas de tamal, si no  a hacer sus labores de gestión.

  De esta manera, anunció que la Secretaría de Hacienda autorizó los recursos para la reconstrucción de la carretera Minatitlán-Coatzacoalcos (Las Matas) la cual se encuentra prácticamente destrozada y era un reclamo vigente de la sociedad sureña.

  Incluso, este informe corresponde ahora sí a una promesa cumplida, ya que en abril de este año precisamente en el marco de la inauguración del túnel sumergido, el de Soledad de Doblado señaló varios compromisos con el Gobierno del República, tales como la reconstrucción de la Carretera 180 desde el puente “Coatzacoalcos uno” hasta Tabasco, la reconstrucción de la autopista “La Tinaja-Cosamaloapan” y esta obra de las Matas.

  Pero eso no es todo, el jefe Yunes también adelantó su agenda, el mandatario notificó que tendría una reunión con la Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas, que estaría en la ciudad de Córdoba el fin de semana y que el lunes se encontraría prácticamente todo el día en la ciudad de Coatzacoalcos para la creación de la policía municipal y en un encuentro con el Observatorio Ciudadano.

  Hasta ahí todo chingón.

  Miguel Ángel imparable y trabajando como siempre.

  Sin embargo, como que a Yunes Linares nuevamente se le olvidó abordar el tema más delicado y que reclaman hoy por hoy los veracruzanos: la inseguridad que impera en todas las regiones jarochas.

  Vaya, ni siquiera los familiares del reportero Cándido Ríos fueron merecedores de unas palabras de condolencias por parte de un gobernador que a pesar de hacer su labor, se ha mostrado frío e improcedente ante los infames escenarios que tienen que soportar las y los veracruzanos, quienes se encuentran secuestrados en sus propias casas por la delincuencia y el crimen organizado.

  Es cierto, esta terrible situación también forma parte de otro malévolo legado de 12 años de omisiones por parte de sus antecesores, quienes prácticamente perdieron el control de la seguridad pública y social de Veracruz.

  Sin embargo, nadie puede negar que el propio Miguel Ángel Yunes fuera quién se comprometió en componer todo el desmadre “Duartista-Fidelista” en 6 meses y que esta palabra no ha sido cumplida.

  Ahora, la bebe o la derrama, ya que no serán por siempre los culpables Duarte o Fidel.

  Se tiene que decir, los veracruzanos ya se están cansando de las impericias y de la inacción de esta administración, y aunque por hoy abordemos las buenas noticias, estas últimamente no brillan, ya que las malas son el pan de cada día.

  Pero qué bueno que el gobernador tenga algo positivo que decir.

@IvanKalderon

ivancalderonflores@nulloutlook.com

www.eldelsur.com