Oaxaca- 2017-09-2816:30:08- Yabín Cabrera

Al menos 300 monumentos de Oaxaca catalogados como “Patrimonio Cultural de la Nación”, por parte del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), sufrieron daños en su estructura luego del sismo de 8.2 grados en la escala de Richter del pasado 7 de septiembre.

De acuerdo a Guillermo Fuentes Maldonado, supervisor de obras y restauración de la Coordinación Nacional de Monumentos Históricos, la mayoría de los daños están ubicados en los campanarios de los templos edificados entre los siglos XVI al XIX.

“Estamos realizando un censo a profundidad sobre para reparar los daños ocasionados por el sismo en los monumentos históricos de Oaxaca, llevamos contabilizados en todo el estado al menos 300 edificaciones”, puntualizó el experto.

En la región que azotó el sismo el pasado siete de septiembre, cuatro brigadas del INAH realizan la tarea de documentar y censar los daños ocasionados en las edificaciones que concentran valor histórico y cultural para la nación.

Además, dijo que os principales daños se observan en las bóvedas, campanarios y ventanales.

“Hemos tenido buena comunicación con sacerdotes y presidentes municipales que nos han facilitado más información y es así como las cuatro brigadas del INAH que trabajamos en Oaxaca hemos cualificado los daños”.

Mencionó que el número de templos dañados es mayor, pero en el censo no están contabilizando los edificados en el siglo XX y XXI, porque no están considerados como patrimonio de la nación.

“El valor histórico y cultural tiene que ver con los lugares donde se han edificado, la estructura y las órdenes religiosas que los construyeron como la de Santo Domingo, San Francisco, San Agustin, órdenes de monjes que evangelizaron durante el siglo 16”, agregó.

Mencionó que la mayoría de las iglesias tienen frescuras en las bóvedas al igual que los campanarios, grietas en arcos y bases, además de las fachadas.

Sin embargo, afirmó que todos los daños son ser reparables sin especificar en qué tiempo inicie la etapa de reconstrucción ya que hasta el momento, la prioridad la tienen las viviendas y las escuelas públicas.

Mientras tanto, las clases no se han regularizado en el Istmo de Tehuantepec porque no existen condiciones de seguridad tras el sismo y por las constantes réplicas.

*Publicación autorizada por Ágora Multimedios

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO