Por Oswaldo Ceballos Fornaguera
22 de septiembre de 2017

Los líderes de un pueblo son los primeros que deben poner el ejemplo, son ellos quienes, a la vieja usanza de algunos Reyes, deben partir al frente en las batallas por luchar.

Voy más allá, la ayuda al prójimo es lo que menos se puede esperar de nosotros como seres humanos, sin importar la raza ni condición social; lo importante es mostrar solidaridad los 365 días del año, no solamente en las desgracias.

El deporte, desde un principio ha dado muestras de compromiso, de apoyo, de preocupación ante una desgracia más que sufre nuestro país tras los sucesos del terremoto del 7 de septiembre de 2017 y ahora, de nueva cuenta, un 19 de septiembre.

Por supuesto que es de aplaudir la decisión de Sergio “Checo” Pérez, quien afirmó que donará tres millones de pesos de su bolsillo para ayudar a encarar esta tragedia la cual abarca no nada más Ciudad de México, sino los estados de Morelos, Puebla, Tlaxcala y Guerrero pero además sin olvidar a Chiapas y Oaxaca.

Es decir, la labor es titánica y por lo tanto el esfuerzo se extiende además de las labores de rescate, a las condiciones que vienen en las fechas posteriores a los desastres, familias enteras que han quedado sin nada.

Por ello es muy importante la colaboración de todos, a pesar de la distancia, también se puede apoyar.

No bastan los mensajes de apoyo, se agradecen, pero no son suficientes.

No bastan los rostros afligidos de los funcionarios públicos quienes regresan a su cama por la noche, se bañan con agua caliente y tienen al menos sus tres comidas al día sin problemas.

Se necesita que, de una vez por todas, los que más tengan, más den. Ya estuvo bueno.

BONUS

Quienes buscan información para integrarse a labores de rescate, contacte a la Cruz Roja Mexicana (55) 10 84 90 00

https://www.cruzrojamexicana.org.mx/voluntariado

Twitter: @Oswaldocfx