Astrolabio Político
Por: Luis Ramírez Baqueiro
20 de septiembre de 2017

“El servicio sin humildad es egoísmo.” – Gandhi.

 

En política no existen reglas escritas, las aspiraciones de algunos por llegar la primera magistratura se pudieran coartar momentáneamente ante la crisis social que enfrenta México, tras la serie de sismos que han dejado devastación y muerte en algunas regiones del país como la CDMX, Puebla y Morelos.

El presidente Enrique Peña Nieto, habrá de esperar a realizar los enroques que estaban listos para ejecutarse este mes -como se lo adelantamos, según fuentes oficiales, en este mismo espacio-.

Ante la aspiración de los cuatro secretarios de estado y ante la negativa de mostrar una preferencia específica, el mandatario federal les solicitará sus renuncias a Miguel Ángel Osorio Chong, José Antonio Meade, Aurelio Nuño Mayer y José Narro Robles.

Peña Nieto plantea que, al renunciar a sus cargos, estarán en igualdad de condiciones para entonces si contender por la postulación presidencial y comenzar con ello la promoción de sus imágenes a nivel nacional; al final, el presidente, aseguran, tomó la determinación salomónica de dejar en manos de una consulta nacional (encuesta), la que determine al puntero de las preferencias ciudadanas, y con ello, granjearse la inminente designación como abanderado del PRI.

A la par, el Ejecutivo, invitará a ocupar las carteras vacantes a personalidades que le han acompañado a lo largo de su mandato en otras tareas y funciones, pero, que siempre leales, le han permitido atender los diferentes retos que su encargo le mandatan.

A la Secretaría de Gobernación, llegaría el yucateco Emilio Gambo Patrón, actual líder de la bancada priista en el Senado, quien iniciará su carrera política como secretario Particular del entonces titular de la Secretaría de Programación y Presupuesto, Miguel de la Madrid, quien al ser presidente le nombró su secretario Particular, para que posterior a ello, no haya dejado de ocupar carteras o cargos de elección popular.

En la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, con la salida de José Antonio Meade, llegará la actual subsecretaria Vanessa Rubio Márquez, mujer con más de 20 años de experiencia dentro de la vida financiera del país, tiene en su haber, ser la primera dama que ocupa la cartera de subsecretaria en un área regularmente encomendada a los hombres, catedrática y formada dentro de ese selecto grupo avalado por el Fondo Monetario Internacional, quien habrá de sortear los vendavales que el cierre de sexenio le impongan y amiga personal del ex secretario de Hacienda, Ernesto Cordero Arroyo, con lo que mantendría una excelente relación con los panistas, con quienes ya laboró.

En la Secretaría de Educación, se espera la llegada de cualquiera de estos dos personajes Salvador Jara Guerrero, subsecretario de Educación Superior o Otto Granados Roldán, subsecretario de Planeación, Evaluación y Coordinación, ambos con amplia experiencia en la vida pública tanto federal como estatal.

En la Secretaria de Salud, se sabe se está barajando la llegada de José Reyes Baeza Terrazas, actual titular del ISSSTE federal, quien se dice tiene ya asegurada una curul en el senado.

José Antonio González Anaya quien ocupará la dirección General de PEMEX será el responsable al Banco de México, ante la salida de Agustín Cartens Cartens.

Ante estos cambios, ciertos personajes de la política veracruzana se verán beneficiados, y otros, por su parte habrán de salir literalmente huyendo, ante el descobijo que les propiciará la salida de quienes fueran sus padrinos y sopla nucas.

Así pues, la buena relación de Elizabeth Morales, actual delegada del ISSSTE con el coordinador de la Fracción Parlamentaria del PRI en el Senado, Emilio Gamboa Patrón, quien llegará a cerrar las funciones de Secretario de Gobernación, le permitirán transitar en sus aspiraciones por la candidatura al Senado.

Se sabe que esta semana la propia delegada federal veracruzana fue la única invitada al cumpleaños de la senadora Lilia Merodio, organizada por el senador Joel Ayala actual líder de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE).

Lo que muchos no recuerdan es que estos cuatro personajes habrían coincidido en la LX Legislatura Federal, en donde la veracruzana trabo grandes alianzas y amistades que llegada la hora de la determinación habrán de pesar por encima de otros aspirantes.

Con ello se confirma que no por mucha meritocracia del sentón, algunas llegarán a las candidaturas.

Sextante.

Tras los pleitos que al interior del PRI Estatal no termina de capotear el aún presidente del Comité Directivo Estatal, Renato Alarcón Guevará, habrá de anotarse, el escozor que causó la reciente columna donde se hizo público que Denisse Uribe, la amiga más cariñosa de uno de los caciques de Acayucan se perfilaba para ser por prelación la nueva Secretaria General del PRI.

Pues ahora como si el escándalo no bastara, la aún Secretaria de Organización se pasea en un Audi último modelo que se presume fue comprado por un importante político… vaya cosas que vemos, con dinero seguramente de los veracruzanos!!!

Al tiempo.