La dirigente nacional del PRD, Alejandra Barrales, tiene puesto su corazoncito en la candidatura al gobierno de la Ciudad de México, y como una de las impulsoras de ese formato de participación electoral quizá llevara mano, pero aún con ánimo de favorecerla ese Frente integrado por el PAN-PRD y MC no estaría en aptitud electoral para competir con MORENA, dada la desfavorable comparación entre la señora Barrales y Claudia Sheinbaum. En cambio, si por azares de la política Ricardo Monreal decidiera participar y el Frente Amplio lo postula, la competencia se daría en planos diferentes y no es descabellado afirmarlo como una acertada estrategia, bien para ganar, bien para restarle votos en esa gran Ciudad a López Obrador.