El movimiento insuflado desde la dirigencia panista para evitar la aprobación del pase automático de Procurador a Fiscal ha puesto a prueba al recientemente creado Frente Amplio en la Cámara de diputados del Congreso General, al sumar las bancadas de los partidos que lo integran y evitarle al PRI la mayoría calificada. Sin embargo, esa sinergia acarrea compromisos del PAN hacia el PRD y Movimiento Ciudadano a la hora de devolver favores y, por otro lado, Ricardo Anaya sufre un desgaste considerable al interior de su partido, sin que haya logrado atenuar el impacto provocado por la revelación de la súbita riqueza familiar.