Tras del fracaso del programa de capacitación policial iniciado desde el gobierno de Ernesto Zedillo con la reforma al artículo 21 Constitucional y del gasto de miles de millones de pesos para esa tarea ya frustrada, ahora Peña Nieto convoca al Congreso a aprobar otra reforma en materia de Seguridad Pública, esta para crear el Mando Único Policial y para que apruebe la Ley de Seguridad Interior para enmarcar legalmente las tareas de las Fuerzas Armadas. De paso, Peña Nieto no omitió recordarles a los gobernadores la grave omisión en que incurrieron en la capacitación policiaca: “hoy una parte significativa de los homicidios dolosos no está relacionada con el crimen organizado, sino con   delitos del fuero común, responsabilidad de estados y municipios”. Gobernadores de todos los signos partidistas le fallaron a México.