Por si acaso…

Por Carlos Jesús Rodríguez

05 de agosto de 2017

*¿Pueblo ignorante e interesado?
*Dante apoyará a su ex carcelero

LOS DÍAS 3 y 4 de Marzo de 1908, “El Imparcial”, de la Ciudad de México reprodujo en español el texto de la entrevista que el periodista norteamericano, James Creelman había realizado al, entonces, Presidente Porfirio Díaz Mori, en la que el viejo dictador anunciaba a un pueblo sin cultura política y convenenciero –cualquier parecido con el presente es mera coincidencia-, que los mexicanos ya eran lo suficientemente maduros para elegir su futuro sin que tuviera que meter las manos. En pocas palabras, les anunciaba que dejaría el poder en 1910, lo que motivó que las dos principales corrientes internas de su Gobierno: “los científicos”, encabezados por el poderoso secretario de Hacienda, José Yves Limantour, y los “Liberales”, con el General Bernardo Reyes, ex Secretario de Guerra, a la cabeza, buscaran suceder a Díaz, escenificando cruentos enfrentamientos políticos que dividieron al gabinete. Fue entonces que don Porfirio aprovechó la coyuntura para pronunciar que se presentaría, nuevamente, a elecciones, mientras Limantour era enviado a Europa a negociar la deuda externa, descartándolo al mismo tiempo como candidato presidencial por ser hijo de padre francés y no cumplir los requisitos constitucionales. Reyes, ante la presión, se autoexilió en Europa y el General oaxaqueño quedó ante la opinión pública como el único aspirante viable y, por tanto, se reeligió rompiendo la promesa de que dejaría a los mexicanos la decisión de elegir a quien lo reemplazaría.

DICEN QUE quien no conoce la historia está condenado a repetirla, y entre Porfirio Díaz y la actualidad no hay mucha distancia: existen más de 50 millones de pobres y casi 10 millones en pobreza extrema; se sigue persiguiendo y ejecutando a los medios de comunicación “non gratos”; la mujer, aunque con derechos constituciones, sigue siendo violentada políticamente; la corrupción está a la orden del día y el ejido pasó, de nuevo, a ser propiedad privada, amén de la injerencia del clero en cuestiones políticas, de la persecución contra jóvenes que disciernen y muchas cosas que eran cotidianas en el porfiriato y que se replican ahora, como la entrega del poder a conveniencia desde las altas esferas del poder. Las mentiras del dictador tratando de convencer a una sociedad y partidos controlados, se repiten en franco abuso a la inteligencia de los gobernados a quienes, con el debido respeto, el Gobierno del Cambio pretende ver como tarados.

Y ES que por más que le damos vuelta al tema, no entendemos cómo es que el Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares pide a los futuros alcaldes, en el marco de la “Jornada de Inducción a autoridades electas”, “no intervenir en los comicios del próximo año” –cuando se elegirán diputados locales, federales, senadores, presidente de la república y, por supuesto, el sucesor de Yunes Linares-, de tal suerte que el propio mandatario Estatal se compromete a hacer lo propio, lo que mueve a risa considerando que el Jefe político del Estado ya anda en campaña desde hace mucho tiempo, muestreando a su hijo como precandidato y probable sucesor, sin que explique porqué el Presidente Municipal de Boca del Río usa el tiempo que debería ser para sus representados en recorrer diversos municipios de la mano de su papá, y sin explicar de dónde salen los recursos para ello.

Y UNO se pregunta: ¿de verdad creerá este señor que los veracruzanos somos bobos, retrasados o sandios para tragarnos ese garlito de que no intervendrá en los comicios del próximo año, cuando en la práctica, ya lo está haciendo?. Como fuera, Yunes Linares ha exigido a los presidentes municipales electos no intervenir en los comicios electorales ni orientar la decisión final de cada uno de los ciudadanos (hágame usted el favor), y en ese tenor, investido en el disfraz demócrata de Porfirio Díaz, “violentando las arrugas de su frente hasta ponerla cejijunta y grave” (párrafo de la poesía “nada sobre nada” del siempre bien recordado Manuel Acuña), insistió: “Quiero hacerles un llamado muy respetuoso. El próximo año se llevarán a cabo elecciones en todo el País, pero en el Estado de Veracruz serán elecciones particularmente relevantes, (ya que) habrá renovación de Presidente de la República, Gobernador y diputados federales (y locales)”. Los veracruzanos, reiteró, acudirán a depositar su voto, por lo que pido a los ediles hacer un esfuerzo y no intervenir en éste, “y que sea el buen desempeño de cada uno de los actores políticos el que influya en los votantes”. Y en esa súbita disentería democrática, el mandatario exigió a los alcaldes electos (como si fueran empleados del Gobernador y no entes autónomos y soberanos “que nos comprometamos todos a no participar en el proceso municipal, a no tratar de orientar la decisión final de cada uno de los ciudadanos, y que sea en todo caso el buen desempeño de todas y todos ustedes el que oriente en favor de su organización política el voto de los ciudadanos, y que libremente lo quieran hacer”, frase que dibujó en el semblante de los futuros alcaldes una expresión parecida a un ¿What?

TAL VEZ en lo que no le falta razón a Yunes es en el exhorto para que no utilicen los recursos municipales para favorecer a partidos políticos ni a candidatos, “dejemos que sea la voluntad plena y autónoma de los veracruzanos la que decida a quienes los van a gobernar a nivel federal y local”, y en este sentido, el mandatario también se comprometió a no intervenir, “mi palabra empeñada en que yo así lo haré: el gobierno del Estado no participará en las elecciones del próximo año, respetaremos la libre voluntad de los veracruzanos, y les pido hagamos lo mismo”, y uno se pregunta: ¿cumplirá su palabra o como don Porfirio Díaz, supondrá al final de cuentas que la sociedad sigue siendo menor de edad, e impondrá al sucesor?. Habrá que verlo…

*****

CÓMO CAMBIAN los tiempos y la ambición desmedida: Dante Alfonso Delgado Rannauro, el ex gobernador cuatrienal que en 1996 fue encarcelado 15 meses en el Penal de Pacho Viejo por presuntos delitos de corrupción, ya que según las cuentas del, entonces, Gobernador Patricio Chirinos y del Vicegobernador Miguel Ángel Yunes Linares, había causado un daño al erario por 450 millones de pesos, será ahora quien impulse la postulación a la Gubernatura de Miguel Ángel Yunes Márquez, el hijo de su principal carcelero. Dante, que quede claro, no fue liberado porque no se le comprobara el delito, sino porque éste había prescrito, ya que si por Yunes fuera habría purgado mínimo seis o siete años de cárcel. Quien lo dijera. Y todo por seguir en la nómina.

OPINA

carjesus30@nullhotmail.com