Mole de gente
Por Virginia Durán Campollo
11 de septiembre de 2017

 Los daños  que cobra la Madre Naturaleza por la lesión infringida, serán irreparables.  La máxima obra de la deidad- para mi Dios- se refleja en toda su belleza incomparable y  su riqueza alimentaria ilimitada.  A gobernantes como los nuestros, poco importa pues su estulticia es grande. Faltos de  sensibilidad y alejados del bienestar de la nación, sus intereses se centran solo en el poder y la riqueza.  Hay que fincar responsabilidades por omisión y encarcelar a los depredadores, que por ambiciones destruyen el medio ambiente. En Xalapa tienen nombre y apellidos. Incluso uno es arropado en la alcaldía, como el encargado de desarrollo urbano, Ramón Hernández Salas, que por  más denuncias permanece inalterable. Acusan vecinos que  desde 2003, apareció en escena de forma déspota, prepotente, con impunidad. Trasciende representa a los intereses inmobiliarios de los Fernández- Chedraui y por ello es intocable. Estos caciques empresariales, que se empeñan en hacer fraccionamientos y plazas comerciales a diestra y siniestra. Han cubierto de cemento, importantes áreas verdes. Ramón Hernández es el encargado del cambio del uso del suelo.  Han arrasado con cientos de hectáreas y  continúan con el afán de destrucción, devastando   como en la Reserva Territorial. *** Histórica es  la lucha que han tenido hace 30 años -en la protección a la Esponja- los vecinos del Fraccionamiento  Indeco Animas.  Dos hectáreas que vendió Dante Delgado, como gobernador,  a particulares. Los habitantes han demostrado que es imposible, como pretenden, construir 220 departamentos que se sumirían en automático en esa zona acuosa. Así constructoras como Ara y las locales, se han beneficiado proporcionando hasta el 30 por ciento de “moche”, a funcionarios corruptos.  Muchos políticos, hasta los ex gobernadores,  se han convertido en prominentes constructores. El asunto es que ahora hay cientos de casas, que se venden, rentan o abandonadas y todo en detrimento de la calidad de vida de los xalapeños. Hay que regir con severidad ese  aspecto. *** La angustia de ver a los estados de Chiapas, Oaxaca y Veracruz, victimados por la inclemencia es doloroso. Paradójicamente los más ricos y los más miserables del país. Los tres han tenido y tienen sátrapas que se benefician del dolor del pueblo. En el descaro hacen proselitismo, tomando el desastre como bandera. Errores políticos, como el de Veracruz y Chiapas, que tienen costos políticos altos. No tienen llenadera. *** Se recomienda a la población en general, que se fijen bien a quienes dan su ayuda, sea monetaria o en especie, para los damnificados. Estos zopilotes, están en todos lados. Sugerimos se aparten de los bancos, televisoras, asociaciones, fundaciones que medran con el dolor ajeno. Busquen la Cruz Roja internacional o nacional, porque aquí hasta ese dinero se llevaron. Hay instituciones serias y hay que indagar. *** Se cuenta la anécdota de “La Nauyaca” Herrera Beltrán, que dicen se frotaba las manos cuando había desastres naturales. Llegaba el fondo federal para ese aspecto y el 90 por ciento se quedaba, en las bolsas del déspota.   Todavía hay centenares de familias,  que carecen de lo más elemental y  que siguen esperando  la ayuda de los gobiernos de Fidel y Javier. Esta es la terrible realidad. *** El primer round de la guerra sucia, que ya inicio, lo ganó el senador José Yunes Zorrilla con inteligencia y la caballerosidad que lo distinguen. Puede comprobar a través del senado, los recursos que ha bajado en apoyo de los sectores productivos del estado. *** Y para las agruras del mole…usted sabrá qué tomar. Hasta la próxima.