Mientras en Chihuahua se prosigue a la caza del ex gobernador César Duarte, a quien se le han asegurado 17 propiedades, varios ranchos que suman miles de hectáreas, y ya han sido detenidas 13 personas vinculadas al mega fraude chihuahense, en Veracruz se investiga el sonado caso de las empresas fantasmas. Según el Diario Notiver, el SAT investiga al empresario Andrés Beceiro, ligado en parentesco al diputado Jorge Carvallo Delfín, “también investigado por el SAT”. Concretamente se investiga a la empresa MAXBEC y Grupo Empresaria HEBEREN, proveedores del gobierno de Duarte, por un presunto “lavado de dinero”. Ya de paso, también debieran investigar el contrato entre el Centro de Cancerología y el Centro de Mezclas que suministraba las soluciones para quimioterapia, y que en su tiempo despertó sospechas de no cumplir con los requerimientos del protocolo para un eficaz tratamiento.