Línea Caliente
Por Édgar Hernández*

¡Tránsito del estado, una porquería!

Una conocida jalapeña –de la cual guardamos su identidad por razones obvias-  tuvo ayer la mala fortuna de estar en el lugar y hora equivocados.

En horas de la tarde noche cuando se dirigía a su hogar en su auto fue embestida por un autobús metropolitano “859 Jurisdicción Xalapa. Placas 169-553-X” que echaba “carreritas” con otro por ganar pasaje.

El conductor, que después se comprobaría que iba bajo los efectos de estimulantes, tras el percance alteró la escena del accidente y no solo eso,  encolerizado agredió verbal y físicamente a la agraviada quien más tarde tuvo que ser hospitalizada por lesiones en el cuello.

Tras el accidente, llegaron patrullas, una ambulancia, un elemento de la Fuerza Civil y Julio César Neri Lagunes, alias el “Capitán Zanahoria”, conocido perito de Tránsito –operador de todas las transas del área quien tiene la encomienda de entregar 20 mil pesos diarios de iguala a los jefes- quien ordenó a los actores del percance trasladarse a las oficinas sede de la institución.

Fue ahí cuando empezó el verdadero viacrucis de la afectada quien en lugar de ser llevada a un hospital, tal como ordenaron los paramédicos, fue recluida en las sucias oficinas de peritaje de tránsito donde de nuevo fue maltratada –solo verbalmente- e “invitada” a llegar a un acuerdo con el chofer que “aleccionado” por un “licenciado”, apoderado de la cooperativa de autobuses, se mantuvo en la postura de echarle la culpa a la agraviada.

Al no llegar a un acuerdo, el “licenciado” pide hablar con el comandante de turno fuera de las instalaciones con quien llega a un “arreglo” que deslinda a su cliente e inculpa a la ofendida  reteniéndola.

La agraviada hoy mismo está en convalecencia con un collarín después de pagar de su bolsillo la atención médica; cargar además con el pago de decenas de miles de pesos por la reparación de su vehículo, y con la impotencia de las abusivas autoridades de la Dirección de Transito que, por engordar sus bolsillos, protegen a delincuentes.

La ofendida ya presentó una queja ante derechos humanos y colectivos de mujeres violentadas y está invitando a una cruzada de denuncia contra todo acto de corrupción de la autoridad.

¿Qué está pasando en la casa de Téllez Marie?

Lo sucedido, acaso sin importancia para la autoridad irresponsable, se suma a la cloaca que vive la Secretaría de Seguridad Pública donde la corrupción llegó para quedarse hace diez meses.

Del dominio público lo que sucede en la Academia de Policía (CEIS) donde en el día a día se suceden actos de humillación, corrupción y arbitrariedades contra el personal que ahí labora de manos de Iliana López Vázquez.

Iliana es la secretaria particular, chofer y capataz del director Jorge Justiniano Betancourt.

Ella –quien tiene antecedentes de no haber aprobado los exámenes de confianza y control- es muy conocida en el gremio periodístico por antecedentes de amenazas a comunicadores de Martínez de la Torre y a reporteros en general a quienes toma fotografías y advierte que irá sobre sus familias.

Los cadetes han enviado cartas al gobernador Miguel Angel Yunes y al secretario de Seguridad Pública, para que ponga en orden a la agresiva chiapaneca, pero son reclamos en el desierto.

En igual circunstancia está el IPAX, conocido como el “Nido de Chacales” donde la familia de Mario Marín maneja el millonario negocio. IPAX por dos sexenios ha sido la caja chica del gobierno.

Cuánta razón tenía la enterada periodista Claudia Guerrero cuando escribió que Jaime Ignacio Téllez Marié engaña, burla y hasta hace negocios, bajo la impunidad, mintiendo al Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares.

“Ya lo habíamos advertido que la designación de este funcionario estatal  provocaría problemas para Veracruz y no nos equivocamos, escribió en su momento la periodistas tras señalar el incremento alarmante en el repunte de delitos, por la ineptitud o quizá colusión del titular de la SSP con células delincuenciales…”

 Agrega Claudia Guerrero que “El loco Téllez Marié realizó  la adquisición de un extenso terreno, ubicado en la autopista Xalapa-Coatepec S/N, en la zona de los Arenales y frente a la gasolinera FERCHEGAS. Se niveló el área e inicie la llegada de casas rodantes de lujo y además, media docena de grúas, sin razón social, ni portando placas para el servicio público…”

Hace unas semanas y ocultando la identidad del  dueño de la empresa inició labores con una presunta concesión para el servicio de remolque de vehículos, que por decenas se trasladan diariamente a petición de Tránsito del Estado al corralón propiedad de esta empresa”.

De Téllez Marié pues, se han escrito inconfesables historias de abuso de poder.

A éste, no le gusta –para no variar la prensa- porque le saben su historia y leyendas que en el presente salen a flote.

Este gentilhombre ha sido acusado de  defraudar con placas de taxi y extorsionar a conocidos transportistas en su paso como Director de  Tránsito del Estado. Además,  de  acoso laboral y sexual a tres mujeres policías, aunado también  a estudiantes,  cuando era docente. Son también conocidos sus arranques iracundos y tener un perfil  psiquiátrico de ser una persona violenta e irascible.

Ojalá no tenga usted la suerte de tener un percance en las calles de la violenta Xalapa –sede reciente de la delincuencia común y el crimen organizado- porque la va a sufrir, seguro.

Tiempo al tiempo.

*Premio Nacional de Periodismo