Por: Oswaldo Ceballos Fornaguera

Los promotores de boxeo, a principios de cada año voltean al calendario y observan con suma atención el día en el cuál se encuentra el 15 y 16 de septiembre del año en turno.

En esta ocasión, no pudo ser mejor para el negocio. Se tenía lo necesario, el calendario era el adecuado: sábado 16 de septiembre de 2017.

Oscar de la Hoya está llamado a ser uno de los mejores promotores de boxeo, y tiene a su joya la cual cuida y va puliendo: Saúl Álvarez. La pelea entre Canelo y GGG estaba destinada a celebrarse desde hace un par de años, pero… no era el momento, al menos para Oscar de la Hoya.

De la Hoya sabía que no es lo mismo enfrentar a dos peleadores con 33 y 25 años (clara ventaja para el de más experiencia) que a dos peleadores con 35 y 27 años (suena más parejo para el más joven).

De la Hoya sabía que Golovkin podía acabar la carrera de su tesoro si lo enfrentaban “antes de tiempo”.

Y por ello esperó.

E hizo bien, para su negocio.

Antes, al menos en este año, programaron una pelea que también se demoró en llegar, pero cuando lo hizo, también les generó a todos los frentes una cantidad industrial de dinero: Canelo vs Chávez Jr.

La cual, como todos recuerdan fue un fraude.

Pero a Canelo le sirvió de sparring, funcionó incluso para dar la pauta a la verdadera pelea que su promotor tenía en mente. Recuerde que tras vencer a Chávez Jr, Golovkin salió con música de fondo y subió al escenario para hacer pública la pelea contra el Canelo, y hasta la fecha ya la tenían lista: 16 de septiembre, sábado.

Es decir, todo está planeado minuciosamente y es lógico ya que se trata de un negocio de cientos de millones de dólares que no puede dejarse a la suerte.

¿Del resultado? Fue tan polémico el empate, que era precisamente lo que deseaban los promotores, dejar la puerta para la segunda batalla entre estos dos boxeadores; pero, quien sí quedó retratada fue la jueza Adelaide Byrd la entregó sus tarjetas 118-110. Aun los que vieron ganar al Canelo saben que fue una exageración y da pauta a pensar que la corrupción sigue inundando el deporte, en específico, al boxeo.

BONUS

En la medida de lo posible, todos debemos unirnos para apoyar a quienes más lo necesitan, en Oaxaca, la situación cada vez es más complicada y si usted sabe en su lugar donde habita que existe la posibilidad de mandar ayuda a los damnificados por el terremoto de 8,2 grados por favor, hágalo.

Twitter: @Oswaldocfx