Astrolabio Político
Por Luis Ramírez Baqueiro

“Ser mejor equivale a haber cambiado muchas veces.” – Newman.

Muy a su estilo, muy con sus formas, el ex gobernador de Veracruz, Fidel Herrera Beltrán reapareció, su presencia no publica, sino mediante una llamada telefónica, se hizo latente a través del espacio que conduce el periodista Ciro Gómez Leyva en Radio Fórmula.

Su ya tradicional forma de expresarse, habla, habla y habla.

Herrera jamás ataca o va directo al grano, es una especie de cantinflesco interlocutor, que expresa atento al tema que se le imputa, una perorata enmohecida, que señala que fue enterado de una denuncia por la posible compra de medicamentos caducos.

Asegura que el durante su mandato, nada de eso fue así, por el contrario, todo el personal a cargo del Centro de Cancerología Dr. Miguel Dorantes Mesa, actuó con un altísimo grado de responsabilidad, ellos, en su momento habrían denunciado con responsabilidad, toda clase de alteraciones, cosa de la que se cuenta con evidencia.

Sostiene que es totalmente falso, que durante su gobierno hayan muerto ocho niños, eso está desapegado totalmente de la realidad histórica.

En su defensa, Fidel Herrera, sostiene que el propio laboratorio Rocher emitieron su opinión tras la detección de una ampolleta que no contenía medicamentos oncológicos para niños, sino por el contrario, era para aplicársele a una paciente mujer, que enfrentaba un tratamiento de cáncer, y la que afortunadamente por el profesionalismo de la enfermera, no se le aplicó.

Hoy asegura, la paciente vive saludable en Xalapa, sin que tenga alguna secuela por su enfermedad.

Evasivo como se ha caracterizado, el ex senador afirma, que su retornó a México obedeció precisamente para atender los señalamientos que en su momento le fueron imputados respecto a esto, pero que ahora que conoce del asunto, solo es citado como referencia al principio de la denuncia que interpusiera el actual secretario de Salud, Irán Suárez Villa.

El originario de Nopaltepec, no habla de sus nexos o relaciones con su sucesor, Javier Duarte, hoy confinado a una celda, por su pésimo paso por la administración estatal.

Tampoco, emite opinión o comentario respecto al actual mandatario estatal en funciones, Miguel Ángel Yunes Linares, con quien existe una diferencia enconada que se ha vuelto legendaria y de la que muchos no recuerdan porque se generó.

Lo increíble de sus declaraciones, es que en determinado momento Herrera Beltrán alaba y da la razón al Gobierno Estatal en funciones, al afirmar que reconoce el esfuerzo por estabilizar la situación que enfrentaba la entidad.

Una declaración, que al menos, en su voz, se convierte en una evidencia de que el enconó contra el hoy gobernador Yunes, habría sido ya un asunto absurdo y estúpido, asumido por el hoy reo, quien compró calenturas ajenas, excediéndose en calificativos y en acciones por desacreditar a su persona, como nunca a ningún político veracruzano, se le había atacado, comprando con ello, su propia consecuencia.

Solo pidió que la Fiscalía General del Estado, no sea empleada como instancia ejecutora de venganzas y de cobros de facturas electorales, sino que espera se comporte con la autonomía que detenta y que demanda el caso.

Afirma que se mantiene en la Ciudad de México en la Colonia Cuauhtémoc como desde hace 40 años, siempre con la frente en alto, con las manos limpias y con la voluntad de apoyar a las autoridades en todo este asunto para que se aclaren las cosas.

Será acaso que, con este mensaje, Fidel Herrera Beltrán clavo el último hierro del ataúd donde habrá de sepultarse al peor gobernador de la historia de Veracruz, uno que su sola mención causa náuseas y repudió.

Para algunos con esta declaración, Fidel Herrera… ¡Vive!

Al tiempo.

astrolabiopoliticomx@nullgmail.com

Twitter: @LuisBaqueiro_mx