O  P  I  N  I  O  N
Por Mario Javier Sánchez de la Torre
05 de septiembre de 2017

Y la pregunta es ¿Frente Amplio Democrático o Frente Ciudadano por México?

Desde hace varios meses, el Partido de la Revolución Democrática ha hecho la invitación a integrar el Frente Amplio Democrático (FAD), como una clara señal de que las alianzas que ha llevado a cabo en algunas elecciones municipales y estatales con el Partido Acción Nacional, hasta el momento les han salido bien, en otras palabras, han obtenido el triunfo, bástenos citar como prueba lo lamentablemente ocurrido aquí en Veracruz.

Movimiento que ha querido ampliar la dirigente del PRD a nivel nacional, Alejandra Barrales Magdaleno a lo largo del presente año, con la finalidad de fortalecerlo y que no solamente esté integrado por el PRD y el PAN, organizaciones políticas supuestamente opuestas en cuanto a su ideología. Invitación que ha sido abierta a otros partidos políticos principalmente de la llamada izquierda mexicana, con toda la intención de atraer a lo que se puede considerar la cereza del pastel para la presente elección, al Movimiento de Reconstrucción Nacional (MORENA), que tiene como dirigente nacional a Andrés Manel López Obrador. Pero que hasta el momento le ha dado resultados totalmente negativos y en ocasiones hasta contraproducentes, pues las declaraciones del tabasqueño, como acostumbra han llegado a ser hasta lastimosas hacia el que fue su anterior partido político.

Por el momento lo único que ha pasado al interior del partido fundado por Lázaro Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo, además de sus clásicas divisiones internas que lo han llevado a la débil posición que tiene como fuerza política nacional, es la salida de algunos personajes que en lugar de perjudicarlo, con su alejamiento de este partido, lo están beneficiando, como es el caso del corrupto matrimonio que encabeza la senadora Dolores Padierna y Bejarano, mejor conocido desde que Andrés Manuel estuvo como Jefe de Gobierno del Distrito Federal, ahora Ciudad de México, como el “señor de las ligas”, debido al video que se difundió a nivel nacional, en el cual Bejarano, en esos tiempos uno de los colaboradores más cercanos de López Obrador, recibía cantidades importantes de dinero del empresario argentino nacionalizado mexicano Carlos Ahumada y que nunca se supo para que eran y a donde fueron a parar. Pero el que sí fue a para a la cárcel, fue el empresario que le entregó el dinero al colaborador del Jefe de Gobierno, siendo la impunidad a tal grado en esos días, que el “señor de las ligas” no le paso nada importante.

Pero ocupándonos del FAD, que es lo importante en esta ocasión, independientemente de las invitaciones hechas en diferentes foros por su dirigente nacional, no ha crecido, al contrario, parece que el divisionismo que se está dando en Acción Nacional lo puede llegar a afectar y el único instituto político que hace algunos meses externo la intención de adherirse a éste, fue el acomodaticio denominado Partido Verde Ecologista de México (PVEM), en momentos que todo indica que la posición de su “partido papá” el tricolor, no está en la mejor situación para contender en el proceso electoral que está por iniciar.

Es por lo anterior que llama la atención la integración en estos momentos del llamado Frente Ciudadano por México (FCM), por el partido que tiene como fundador y dirigente vitalicio al ex gobernador de Veracruz, Dante Alfonso Delgado Rannuaro, el Movimiento Ciudadano (MC). Continuará.

noti-sigloxxi@nullhotmail.com