O P I N I O N
Por: Mario Javier Sánchez de la Torre
08 de septiembre de 2017

El pasado lunes en este espacio abordamos la propuesta que hizo la organización política Movimiento Ciudadano (MC), que tiene como líder físicamente y moral, al ex gobernador veracruzano Dante Alfonso Delgado Rannauro, llamada Frente Ciudadano por México, así como el desarrollo que durante los últimos meses ha tenido el Frente Amplio Democrático (FAD) que está integrado por los partidos Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD).

    Agrupaciones políticas que independientemente de tener ideologías no muy afines, se están preparando desde hace tiempo para participar en el proceso electoral 2017 – 2018 que inició formalmente ayer a nivel nacional y que tienen como objetivo el no permitir el triunfo de Andrés Manuel López Obrador, dirigente y guía moral del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), a la Presidencia de la República de nuestro país.

    Siendo el pasado martes 5 del presente mes, que estas tres fuerzas políticas nacionales presentaron la solicitud de registro del Frente Ciudadano por México (FCM) ante el Instituto Nacional Electoral (INE), el cual han estado insistiendo, no tiene fines electorales,    – aunque sospechosamente su creación y registro se hace al inicio del actual proceso electoral-     y que éste solamente los compromete a impulsar una agenda común que superé las condiciones de inseguridad, pobreza e injusticia en que desde hace varias décadas se encuentran la mayor parte de los mexicanos.

    El citado Frente que parece tener las mejores intenciones para mejorar la vida democrática de nuestro país, lo explicó así el ex gobernador veracruzano: “el Frente Ciudadano por México, es un frente NO electoral. Un Frente Ciudadano cuyo propósito es construir un nuevo régimen político para lo que se plantean cuatro objetivos fundamentales”: Elaborar y cumplir con un proyecto de país que tenga a los ciudadanos en el centro de las decisiones, antes de pensar en elecciones o candidatos. Fijar mecanismos legales para el establecimiento de un gobierno de coalición, que garantice la puesta en marcha del nuevo proyecto de país. Fortalecimiento e independencia del Congreso ante el Ejecutivo y autonomía plena de la Fiscalía General de la República (FGR), para el combate a la corrupción y la impunidad.

    Sobre las condiciones de MC para ir al Frente Ciudadano, Dante Alfonso expreso: “En Movimiento Ciudadano decimos sí al Frente, si se trata de construir un nuevo sistema político; si son los ciudadanos quienes nos orienten y nos digan que hacer, si se acuerda acabar con el financiamiento a los partidos políticos; si se acuerda la eliminación del fuero y la eliminación de las pensiones a los expresidentes. Decimos sí al Frente, si se acuerda aprobar la ratificación del mandato, para que los ciudadanos puedan despedir a los gobernantes que no funcionan; si se adopta y defiende la agenda de los ciudadanos”.

    Como puede apreciarse en lo pronunciado por su creador    -del Frente Ciudadano por México-    el líder del MC, las intenciones son de lo mejor. Por lo que podemos considerar que estas fueron las razones con las que el también ex Secretario General de Gobierno del gobernador Acosta Lagunes, seguramente pudo convencer a los dos inexpertos políticos (comparados con él) y dirigentes nacionales del PAN y del PRD, para que se integraran en la formación de este Frente.

    Frente que de funcionar seguramente estará bien y producirá importantes resultados para el beneficio de la colectividad, así como también de la carrera política de Dante Alfonso Delgado Rannauro, pues de estar en una posición no muy importante en el panorama electoral nacional, con esta inteligente idea que puso en marcha, paso al primer plano nacional y su partido también. Hasta el lunes. noti-sigloxxi@nullhotmail.com