Héctor Yunes no claudica, pero los veracruzanos ya lo claudicamos

 Como se esperaba, en su Quinto Informe de labores, el senador Héctor Yunes Landa criticó agriamente al gobierno de su primo Miguel Ángel Yunes Linares. Dijo que el presente es un gobierno de ineptitud y de venganza personal, aunque reconoció que “Veracruz es un estado saqueado, humillado y engañado; somos una referencia ominosa de violencia y corrupción”. Eso sí, Yunes Landa no quiso reconocer que él aportó su montoncito de arena para hacer de Veracruz el estado que es.  Pero eso sí, el senador dejó clara su obcecada intención de volver a ser el candidato de su partido para la contienda de 2018: “Soy Héctor Yunes Landa, un hombre que no renuncia a la palabra empeñada, que no claudica en su aspiración de seguir sirviendo a Veracruz y México”. Habría que decirle al senador Yunes Landa que, si bien él no claudica, los veracruzanos ya lo claudicaron a él. Su actuación antes, durante la campaña y después nos mostraron que Héctor como candidato es malo, de modo que como gobernador sería pésimo.

Rocío Nahle quiere que se pague a medios duartistas; ¿le susurraría esa iniciativa el director del Centinela?

Alguien debería aconsejar a la diputada Rocío Nahle que el tema de los pagos a algunos medios de comunicación es más delicado de lo que cree. Ella dice que solicitará se etiquete una partida en el presupuesto para Veracruz del 2018 para que se pague a los periódicos o medios de comunicación a quienes el gobierno de Javier Duarte quedó a deber. Si la diputada Nahle anda promoviendo eso, seguro ignora que muchos de esos medios de comunicación impresos o digitales no podrían justificar el pago que reclaman. Otros medios que reclaman pagos son empresas fantasmas, otros son empresas que pertenecieron a la misma gente del gobierno, otros practicaron un periodismo abyecto y otros inflaron sus presupuestos pues parte de ese dinero terminaba en las manos de Gina Domínguez o de Alberto Silva. De modo que lo que Rocío Nahle promueve es que se consuma un acto vil, que se fomente la abyección de un periodismo que sólo sirvió a los intereses de Javier Duarte, y a los suyos propios. Nada más falta que esa iniciativa se la haya susurrado a los oídos el director del Centinela.

Calderón, vende la candidatura de su esposa al mejor postor

Parece ser que los del equipo de campaña de Margarita Zavala pidieron a Felipe Calderón que operara de la manera que el mejor sabe operar, desde el subterráneo, desde las cloacas de la política, desde las intrigas y los golpes bajos. ¿O se cree usted que la guerra mediática en contra de Ricardo Anaya es casual? ¿Se cree usted que las propiedades de Ricardo Anaya y de su familia son el resultado de una investigación tipo la Casa Blanca de Peña Nieto? ¿Cree usted que El universal tiene un equipo de periodistas como lo tiene Aristegui Noticias? Esa información se la filtraron a El Universal, esa guerra mediática está bien orquestada y no es un asunto periodístico como lo está queriendo hacer ver El Universal; ¿acaso fue periodismo lo que hizo este mismo medio con los videos de Eva Cadena?

Al parecer Calderón ya se alió con la presidencia, ya se alió con el PRI, ya entendió que su mujer no tiene el arrastre como para vencer a López Obrador y pues como un magnífico proxeneta de la política quiere vender a su mujer al mejor precio.

En el caso que Margarita Zavala contienda por su partido para la presidencia de la República, pasará igual que con Josefina Vázquez Mota en la elección del Estado de México, Margarita será una comparsa, un distractor, un instrumento para restar algunos votos a Andrés Manuel López Obrador.

Armando Ortiz                                                                      aortiz52@nullhotmail.com