Boca del Río- 2017-09-1400:00:00- IsraelHernández

Unos 12 millones de pesos provenientes del Programa para el Fortalecimiento de la Seguridad (Fortaseg) y del Ayuntamiento de Boca del Río fueron invertidos en el equipamiento tecnológico del Centro Integral de Seguridad y Justicia (CISJ) y la adquisición de patrullas.

El recinto localizado en la colonia 9 de marzo, en la zona aledaña al manglar, está convertido en el centro de monitoreo de las cámaras de videovigilancia instaladas en la ciudad.

El alcalde Miguel Ángel Yunes Márquez señaló que dicha inversión representa la primera etapa del programa de monitoreo en calles y avenidas de Boca del Río.
Asimismo, comentó que con la aportación conjunta se compraron 5 patrullas, radios móviles, máscaras antigases, cámaras de solapa, computadoras, lectores de huella digital y equipo para la sala de inteligencia del Centro Integral de Seguridad y Justicia.

“Esto queda para Boca del Río. Se tiene ya el planteamiento para las policías municipales, pero eso será paulatino. En tanto eso ocurre, esto será utilizado por la Policía Naval y ellos se mantendrán al frente. Ya el gobernador dio a conocer que pedirá que la Marina se quede otro año y no se vaya en 2018”, precisó.

Yunes Márquez indicó que el objetivo es equipar y mantener el CISJ, el cual también se convertirá en sede de la futura Policía Municipal que deberá entrar en funciones en el próximo gobierno municipal.

“Ya se ha platicado con la Marina y con la Secretaría de Seguridad Pública para que el Ayuntamiento asuma las tareas de seguridad de manera gradual. También ya hemos platicado con Humberto Alonso Morelli (alcalde electo) y ellos están ajustando el presupuesto para invertir en seguridad”, detalló.

De acuerdo al munícipe boqueño, el gobierno local deberá destinar cerca de 60 millones de pesos anualmente para mantener a cerca de 300 elementos municipales.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO