A la diputada Rocío Nahle ya la inoculó el virus del sofismo político y da muestra de un acelerado aprendizaje de los modos políticos en México, no de otra manera habría de tomarse su anuncio de una propuesta para insertar en el presupuesto 2018 una partida para cubrir los adeudos a los medios de comunicación de Veracruz. ¿Cómo pretende hacer la propuesta si ignora el monto de ese adeudo, según ella misma lo confiesa? Esa actitud no revela seriedad, sino infantil protagonismo de quien solo quiere llamar la atención sobre su persona. Que no lo sepa López Obrador porque la excomulga.