Mientras para Ricardo Anaya, el Frente por México, integrado por el PAN, el PRD y MC está “dando resultados”, la corriente perredista Izquierda Democrática Nacional a través de su vocero, Alejandro Camacho, lo impugna porque, dice, no coinciden con la derecha ni apoyarían la candidatura de Anaya o Margarita Zavala a la presidencia de México. Esa actitud disolvente preocupa al Consejo Nacional perredista, y pide a los integrantes de IDN que aún permanecen en ese partido (porque sus líderes Bejarano y Padierna ya emigraron), se decidan a irse o quedarse, pero no quedarse a ser como caballos de Troya para entorpecer los acuerdos ya tomados con el PAN y MC. Un escollo más para el Frente y bomba de tiempo para el PRD.