Del muro de Oswualdo Antonio González

Con la muerte de Callejas ¿llegará la democracia al gremio magisterial? me preguntaron, sin mucho pensarlo plantee algunas premisas para abrir una discusión de largo aliento y no solo acotarla a una cuestión anecdótica y coyuntural.
1) El éxito de Callejas y su grupo consistió en tejer redes de intereses, que se alimentaban permanentemente con “migajas” de poder…
2) Se construyo un imaginario donde con disciplina cualquiera podía llegar al primer círculo del poder sindical…
3) Se crearon símbolos con los cuales se construyeron polos identitarios, que en tiempos de crisis les ayudaron a salir adelante…
4) Se validaron prácticas gremiales, donde la disciplina y la obediencia vertical eran valores que se premiaban…
Viene un reacomodo de fuerzas y la construcción de un nuevo pacto de intereses o bien la pulverización… pero lo que parece reproducirse y este es un éxito de Callejas, son las prácticas de subordinación y silenciamiento, tanto en los llamados sindicatos institucionalizados, como en los movimientos alternativos.