Informe Rojo
Por: Mussio Cárdenas
26 de septiembre de 2017
* Los dineros y la falsa solidaridad  * PRI: cuando frenó la reducción  * PAN-PRD-MC: renuncia al 100 por ciento  * Morena: donar aunque sea ilegal  * Flavino Ríos: prisión en la funeraria  * Foro Coatza no será de Abreu  * Su registro, posterior al del portal original  * Hillman y Carranza: la basura los une

Un ardid, el de la renuncia al financiamiento público, o la donación a la reconstrucción por los sismos, sirve al PRI y al PAN, a Morena y al PRD, y a los partidos rémora para contener la ira en su contra, el repudio al subsidio para regatear el poder y al derroche, los millones con que simulan salvar a México.

Azuzados por el reclamo de todos, instados a aportar lo que les da el Estado, se trenzan en una puja por mostrarse afines a la sociedad, respondiendo a su demanda, entregando los recursos para su operación y las campañas políticas, tras los sismos del 7 y 19 de septiembre que devastaron a diversos sectores en la Ciudad de México, Oaxaca, Chiapas, Morelos, Estado de México, Tabasco y Puebla.

Su show es deplorable.

Ofrece el PRI 258 millones en 2017 y el 100 por ciento de lo asignado a campañas políticas para 2018.

Plantea el Frente Ciudadano por México —PAN, PRD y Movimiento Ciudadano— su 100 por ciento.

Acuerda Morena que habrá de donar el 50 por ciento de sus prerrogativas e impulsar una ley para garantizar vivienda a los damnificados.

Es el show de los farsantes.

Pretenden revertir la imagen nefasta con que se les mide en sondeos de opinión, desligados del sentir social, acusados de usar los recursos públicos para acceder al poder.

Sus propuestas son, de entrada, engañosas. En una puja sin precedente, priistas e integrantes del Frente Ciudadano por México —PAN, PRD y Movimiento Ciudadano—, morenistas y partidos de la chiquillada, simulan ser solidarios con la sociedad que los condena por vivir del erario y mal gobernar.

Lo suyo es engaño.

Tomó ventaja Andrés Manuel López Obrador, dueño de Morena, con un propuesta audaz: donar las prerrogativas económicas, o una parte de ellas, para atender la reconstrucción. Sabía que de entrada es ilegal, que el financiamiento electoral está etiquetado y que aplicarlo a fines distintos es desvío de recursos públicos.

Lo enfrentó el Frente Ciudadano por México. Habló Dante Delgado, líder moral de Movimiento Ciudadano. Habló Alejandra Barrales, dirigente nacional de Morena. Habló Ricardo Anaya, líder del PAN nacional. Anunciaron la renuncia al dinero público, al 100 por ciento de sus prerrogativas, urgidos de neutralizar al Peje.

Ofrece el PRI, por ejemplo, renunciar a las prerrogativas íntegras del último trimestre de 2017, unos 258 millones de pesos, eliminar a la totalidad de los diputados federales y locales elegidos por la vía plurinominal y suprimir el 100% del financiamiento público para los partidos políticos en 2018.

“La suma total —refiere la agencia Apro— que propone ahorrar el Revolucionario Institucional y que sería dinero que se restaría a los partidos a escala federal y local daría un total de 19 mil 400 millones de pesos (mil millones de 2017, 6 mil 800 millones de la campaña de 2018 y 11 mil 600 millones que se ahorrarían con la eliminación de los ‘pluris’)”.

Casi 20 mil millones para reparar los estragos de los sismos.

“Como hace dos semanas lo hicieron los presidentes nacionales de los partidos Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC) —agrega la agencia de la revista Proceso—, el dirigente priista Enrique Ochoa Reza acudió este lunes a San Lázaro para anunciar no sólo que propondrían una reforma electoral que elimine el 100% del dinero que se autorizó para que los nueve partidos lo destinen a las campañas políticas rumbo al 2018, sino también para que se haga una reforma constitucional que elimine a 200 diputados federales, 64 senadores y 438 diputados locales.

“Representaría un ahorro de 11 mil 600 millones de pesos. Además, dijo, la reforma electoral en materia de financiamiento público y que entraría ‘de inmediato’ generaría un ahorro de 6 mil 700 millones de pesos.

“Sumado a lo anterior, el PRI recordó que el pasado jueves 21 anunciaron que renunciaban a los 258 millones de pesos que el Instituto Nacional Electoral (INE) debe entregarles a partir de la próxima semana y que corresponden a la última partida de 2017.

“Ochoa Reza, quien estuvo acompañado de los coordinadores parlamentarios del PRI en el Senado y en la Cámara de Diputados, Emilio Gamboa Patrón y César Camacho Quiroz, respectivamente, ‘invitó respetuosamente’ al resto de los partidos para que tomen la misma decisión. Con ello, dijo, se ahorrarían otros mil millones de pesos en su totalidad”.

Y detalló:

“El PRI entregaría 258 millones de pesos; el PRD, 113 millones; PAN, 190 millones; PT, 54 millones; PVEM, 84 millones; MC, 78 millones; Nueva Alianza, 60 millones, y Morena, 95 millones de pesos”.

Súmese a ello el dinero de las campañas en 2018. Y la reducción por la eliminación de diputados federales y locales pluris.

Son 20 mil millones de pesos, o casi, para vencer a los sismos.

Y para salvar al priismo, a Peña Nieto, a la mafia en el poder, diría AMLO.

Le urge al PRI un baño de pueblo. Y la renuncia al gasto electoral le lava el rostro. O eso supone.

Simula, pues, el PRI. Su dardo contiene veneno y en el fondo su destinatario es Morena.

A los alardes del Dios Peje, Andrés Manuel López Obrador, de “donar” las prerrogativas para la campaña electoral de 2018, el 25 por ciento de sus recursos ofrecidos inicialmente, el 50 por ciento de sus dineros planteado posteriormente y aprobados en la Convención Nacional, responde el PRI con una cuota de amnesia.

Ya olvidó —o finge olvidar— que apenas en abril pasado se resistió a disminuir el gasto de los partidos políticos, instado el priismo por el legislador perredista Guadalupe Acosta Naranjo, en la Cámara de Diputados.

Serían 2 mil 200 millones de pesos, un 52 por ciento menos de lo que contenía la propuesta de presupuesto para 2018. Sin embargo, una reforma en materia electoral debió aprobarse tres meses antes del inicio del proceso electoral, que inició en este mes de septiembre.

Era pues, inviable la reducción del financiamiento a los partidos políticos y lo es, pese al sismo y sus efectos devastadores. De ahí que la iniciativa quedó en la congeladora.

Teóricamente, lo que se maniobre ahora, a los dineros que se renuncie o los dineros que se donen, no impactarían en las normas electorales que regirán la elección federal y las locales en 2018.

Rebasado por el Peje, que desafía al sistema, que reta y ofrece “donar” los dineros de su partido, lo que de entrada es ilegal, objeto de multa y devolución de recursos, el PRI sabe de la misericordia en tiempos de sismo.

Contra el Peje va un célebre del periodismo antiMorena, Pablo Hiriart, quien en el periódico El Financiero, fustiga la propuesta del pejepartido:

“Morena, en cambio, va a repartir el dinero a través de un fideicomiso manejado por ellos. Va a legalizar esa práctica clientelar que por todos los medios se ha querido erradicar de las contiendas electorales.

“Van a hacer lo mismo que en los sismos de 85, cuando el gobierno cometió el error de darles poder a agrupaciones de ‘damnificados’ y surgieron los grupos que trafican con la necesidad de vivienda de la gente.

“Y con los mismos personajes: René Bejarano, Dolores Padierna y compañía.

“Construyeron una maquinaria política que hasta el día de hoy tiene el control de una parte de la capital del país.

“Morena va a repartir el dinero.

“Como eso es ilegal, el INE va a tener que sancionar a Morena, y su candidato presidencial será la ‘víctima’ por haber tenido la ‘generosidad’ de repartir entre el pueblo el dinero que le da el Estado.

“El solo anuncio de llevar a cabo esa ‘donación’ es una jugarreta desleal con México, porque están lucrando en medio de la desgracia de la gente necesitada.

“Todo lo que hacen lleva ‘jiribilla’ política.

“Son incapaces de solidarizarse de manera honesta y limpia.

“Y lo que anunciaron es donar la mitad del dinero que les van a entregar para ‘gastos de campaña’. Otra trampa”.

Ahí están trabados los partidos, en su nefasta imagen, en el repudio popular, en la simulación de la reducción de prerrogativas y el engaño con la solidaridad por los efectos del sismo.

Es el show de los farsantes.

Archivo muerto

Burla y mofa, la Flavino Ríos, el preso más libre de todo Veracruz. Goza su prisión domiciliaria en Cotsco, a la vista de todos, e shopping el ex gobernador sustituto, al que echaron de palacio y luego de Casa Veracruz, mostrando que el sistema de justicia en Veracruz es para los jodidos y los olvidados, y no para la élite que ha devorado las arcas y ha destrozado a la sociedad. Muy tranquilo, el impune de San Juan Guichicovi, Oaxaca, tapadera de Javier, disparaba sonrisas y prodigaba abrazos en las exequias del líder magisterial, Juan Nicolás Callejas Arroyo. Gozoso, muestra que su prisión domiciliaria es farsa y cuento, que el aparato judicial lo solapa, que la Fiscalía de Veracruz es un membrete y que en las sombras hubo pacto con el yunismo, siendo liberado tras fingir que el corazón se le partía en dos. Se pasea y se balconea Flavino Ríos, al tiempo que tramita en la vía federal que le sea reintegrada su notaría en Minatitlán. O sea, ni cumple con la prisión domiciliaria y pronto se le verá dando fe por actos de ley. De lujo. Un reo validando actos jurídicos a nombre del gobierno que lo mantiene sujeto a juicio… Foro Coatza pudo ser de Rafael Abreu pero ya no. Un paso en falso, constituir una sociedad mercantil bajo la denominación Foro Coatza Comunicaciones, dio al traste a la posibilidad de controlar uno de los portales con mayor potencial, mayores seguidores y mayor presencia en las redes sociales. Foro Coatza, el sitio de noticias y ayuda social, obtuvo en enero de 2014 su registro ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial. Foro Coatza Comunicaciones se constituyó el 8 de agosto de 2017, con el aval de la Secretaría de Economía, atropellando un nombre comercial que ya existía. Consta en la escritura 54 mil 201, ante la fe del notario número 2 de Coatzacoalcos, Pablo Daniel Salas Liaño, que Abreu Ponce constituyó la polémica S.A., y en ella designa a su amigo y colaborador en la Comisión Municipal de Agua y Saneamiento —CAEV—, Jorge Urzúa, comisario de la sociedad. A espaldas de la propietaria de Foro Coatza, la auténtica propietaria, se fraguaba el agandalle. De ahí que la compra de los derechos se haya frustrado. Dice la máxima legal: primero en tiempo, primero en derecho… ¿En qué se asemejan Iván Hillman y Víctor Carranza? En mucho: las damas que los controlan, la alcaldía de Coatzacoalcos que uno ocupó y el otro está a punto de desempeñar, y una proclividad al negocio de la basura. ERA 2000 fue el filón de oro de los Robles-Hillman, el Clan de la Succión, que se malogró porque la empresa recicladora de basura no tenía con qué cumplir con los términos del contrato en una licitación que de origen estuvo viciada, pues el entonces secretario de Obras Públicas, José Jorge Calderón Todd, vía oficio, instó a los integrantes del cabildo a autorizar la concesión a favor de la firma vinculada con la suegra real, Roselia Barajas de Robles, madre de Mónica Robles, la ex diputada duartista. Víctor Carranza por ahí va. Adelanta el alcalde electo, miembro de Morena, que el tema de la basura será resuelto mediante la instalación de una planta que transforme los residuos sólidos en energía. Ajá. Cuajaría el proyecto en 18 meses y se dispondría de un terreno de 30 hectáreas. Re ajá. Algo así como ERA 2000 versión Morena. Sabida es la obsesión de Roselia Barajas en el renglón de la basura. Y sabido es que otro allegado al clan, Enrique Quintanilla Hayek, intenta instalar una planta procesadora de basura en Chinameca, ganándose el repudio social, así ofrezca generar empleos directos e indirectos a los lugareños. Conociendo a los Quintanilla, en Chinameca ya no funcionó. Les queda Coatzacoalcos…

mussioc2@nullgmail.com

mussiocardenas_arellano@nullhotmail.com

www.mussiocardenas.com