O   P   I   N   I   O   N
Por Mario Javier Sánchez de la Torre

    Como una isla en medio del océano, quedó resuelta la sucesión en la más importante institución educativa del Estado de Veracruz, la gloriosa Universidad Veracruzana (UV).

    Lo citado, haciendo alusión al revuelto ambiente qué en lo político, económico y de seguridad para la población se está viviendo aquí desde hace algunos meses.

    Lo que es una muestra de que cuando hay ética, conocimientos, madurez, civilidad y amor por lo que se hace y para qué y quien se hace, las cosas pueden salir de la mejor manera posible.

    Así tenemos que en los dos actos que se llevaron a cabo en la Sala Tlaqná de la Unidad de Servicios Educativos, Bibliotecarios (USBI) de Xalapa, que consistieron en el IV Informe de la Rectora de la Universidad Veracruzana y el acto de su ratificación, se debe considerar que se llevaron a cabo en forma normal, pues aunque hubo voces disidentes, esta acción se debe considerar natural en un acto de este tipo en una institución educativa en donde debe convivirse con el pensamiento universal y las acciones de protesta que por naturaleza se deben presentar.

    Situación que la rectora de la UV para el periodo 2017 – 2021, doctora Sara Ladrón de Guevara González, dijo que además que se deben presentar, también se respetarán. Indicando una actividad esencial que también se debe dar y respetar así: “Me lo pido también a mí, autocrítica de lo que no he logrado consolidar aún. Hemos de ser semilla fértil en nuestro territorio veracruzano de mejores ciudadanos, de mejores entornos, de mayor justicia, de menor equidad”.

    En cuanto a la añeja discusión si la Junta de Gobierno (JG) ha actuado sin presiones externas en procesos anteriores, en la presente ocasión la discusión ha continuado. Pues para comenzar en la polémica se cuestiona que algunos de sus integrantes no solamente no son veracruzanos, lo que no es impedimento para formar parte de la JG, sino que al no vivir en esta entidad no tienen el conocimiento suficiente de lo que pasa en el medio estudiantil veracruzano y por consecuencia en la UV. Y que solo les interesa formar parte del JG, por el nivel curricular que en el medio académico nacional e internacional les da y otros beneficios. Pero independientemente de que todo esto sea cierto o no, la verdad es que en esta ocasión el proceso de la selección para el nuevo periodo del rectorado para el cuatrienio 2017 – 2021, presentó acciones diferentes a los anteriores, lo que también no es aval de que presiones externas no hayan influido. Así pues, la ratificación se dio y ahora hay que iniciar el siguiente cuatrienio.

    Cuatrienio en el que habrá de enfrentar además de los ya conocidos, nuevos retos por la máxima autoridad de la Casa de Estudios, entre los que deberá tomar en cuenta los que le presenten los grupos disidentes que existen en la institución como el Colectivo en Defensa de la Universidad, que el día de su ratificación dio a conocer diez puntos que a continuación enumero: 1. Qué las compensaciones para mandos medios y altos se asignen en el rango mínimo establecido en el tabulador de la institución; 2. Exigimos se hagan públicos los documentos oficiales que detallen la situación la situación financiera de la UV; 3. Cese inmediato de la represión académica en todas las facultades, institutos, regiones, sedes UVI y dependencias de la UV; 4. Qué informe con documentos en estado que guardan las “investigaciones” sobre la golpiza a los 8 estudiantes de la UV el 5/06/15; 5. Exigimos que en un plazo no mayor a tres meses se tomen las decisiones necesarias para aligerar la pesada carga burocrática que debemos enfrentar las y los académicos; 6. Exigimos que en un plazo no mayor a tres meses se tomen las decisiones pertinentes para integrar los horarios de los estudiantes. El MEIF ha sido diagnosticado a fondo, es tiempo de dar resultados; 7. Que la Dirección General de Investigaciones junto con una comisión designada por los académicos tracen una ruta crítica para a la brevedad poner en funcionamiento al 100 % de todos los laboratorios y espacios de investigación científica; 8. Que la Dirección General de Difusión Cultural junto con una comisión designada por lo académicos tracen un ruta crítica para a la brevedad poner en funcionamiento al 100 % todos los talleres y espacios de creación artística; 9. Demandamos que en un plazo no mayor a quince días su administración presente las iniciativas para el fortalecimiento de las regiones UVI: impulso a la investigación, la difusión y la vinculación; plazas para los y las académicos; comedores para los estudiantes; estrategias para la desconcentración administrativa, entre otros y 10. Qué designe usted a dos responsables para que junto a una comisión nombrada por los y las académicas se avoquen a la tarea de elaborar un sistema de evaluación del desempeño de funcionarios.

    Estas son las peticiones de parte de este colectivo con que inicia el nuevo periodo de cuatro años al frente de la UV, la doctora Sara Ladrón de Guevara González. Pero lo que no sabemos, es si al interior de la UV hay más grupos de este tipo que harán del conocimiento de la Rectora sus peticiones. Lo cual sería muy conveniente conocer para comentarlas. Hasta el miércoles. noti-sigloxxi@nullhotmail.com (Fech. Púb. Lun. 4-septiembre-17)