Sinaloa – 2017-09-0411:09:12- Los dos drones tipo militar, también conocidos como Sistema Aéreo no Tripulado, que fueron vendidos al gobierno de Sinaloa en 75 millones de pesos por una compañía mexicana especializada en aviones no tripulados serán imperceptibles a la vista humana cuando vuelen. Aviones que podrán operar hasta un máximo de 36 horas continuas, si se considera que con uno es insuficiente, y entonces se debe “enganchar” o hacer relevo con el segundo para continuar las operaciones.

Información confirmada a EL DEBATE señala que sería hasta finales de septiembre cuando oficialmente estos dos dispositivos estén ya surcando el cielo para realizar acciones de inteligencia en las ciudades de Sinaloa.

PROVEEDOR MEXICANO

En entrevista con EL DEBATE, el secretario de Administración y Finanzas de Sinaloa, Carlos Ortega Carricarte, reveló que se trata de dos dispositivos tipo militar que le fueron comprados a una empresa mexicana que antes le ha vendido equipo de seguridad a la Marina Armada de México, a la Policía Federal, a Pemex y a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena). El encargado de las finanzas del estado -quien evitó dar información como el nombre de la empresa justificando razones de seguridad pública- reveló que estos aparatos tienen una autonomía de 18 horas de vuelo cada uno.

Una adquisición que fue requisitada por la Secretaría de Seguridad Pública del estado al mando del general Genaro Robles Casilla a la Tesorería del estado, al argumentar que era muy necesario comprar estos dos drones para prevenir algunos hechos delictivos en Sinaloa y realizar operaciones especiales.

Destacó que la compra se logró consolidar con dinero obtenido de recursos adicionales del gobierno federal a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Ortega Carricarte reconoció que la compra se trató de una adjudicación directa avalada por la misma Secretaría de Seguridad y no fue una licitación pública como se ha hecho en otros rubros, como cámaras y patrullas, luego de que se consideró que dicha empresa cumplía con los requisitos técnicos.

DATOS
Estas dependencias federales ya usan drones:
1.- Policía Federal
2.- Fuerza Aérea Mexicana
3.- Marina Armada de México
4.- Cisen
5.- PGR
6.- Profepa
EXPLICACIÓN

pregunta expresa del porqué de una adjudicación directa en una compra de un monto tan alto de recursos públicos, respondió que fue la Secretaría de Seguridad quien pidió que fuera bajo este esquema. El secretario de Finanzas insistió en que tras sostener una consulta con la Secretaría de Transparencia y Rendición de Cuentas se pidió no entregar el nombre de la empresa que vendió estos aparatos, justificando que con esto los delincuentes pueden conocer las características completas de los dispositivos y poner en riesgo las operaciones.

Aun cuando al gobierno negó revelar el nombre de la compañía, fuentes de Gobierno aseguraron que la compañía es Hydra Technologies de México, una compañía con 10 años de operación y con sede en el estado de Jalisco. Ortega Carricarte dijo que la compra de 75 millones de pesos se trata de dos drones tipo militar que vienen incluidos con un sistema computacional complejo que los controla desde tierra.

Dispositivos que capturan video y fotografía desde alturas superiores a alta resolución y que aunque son de manufactura nacional, están hechos con componentes electrónicos de otros países.

obre este tema, y entrevista con este medio, el subsecretario de Seguridad Pública del estado, Cristóbal Castañeda Camarillo, detalló que lo que respecta a las cámaras o los lentes de alta tecnología, estos fueron compradas en los Estados Unidos de América, y para ello se tuvo que solicitar con los permisos reglamentarios para su uso del país vecino.

Unas cámaras que contarán con visión nocturna para efectos de hacer operaciones de inteligencia durante la noche y poder captar movimientos de automóviles sospechosos y personas en movimiento. Reveló que entre las cualidades de tener dos aparatos está la posibilidad de que mientras a uno se le agota la autonomía, el segundo puede relevarlo para continuar las operaciones especiales a fin de tener una cobertura mayor de vuelo. A decir del militar retirado, aun cuando el Ejército mexicano y la misma Marina están en la coordinación de este proyecto, el mando lo tiene el estado.

Esto porque se espera que el manejo y la explotación de la información que se obtenga con esos aviones se comparta para el apoyo de la misma autoridad federal.

SON SEGUROS

Contó que estos aviones no tripulados no representan riesgos para la aviación comercial. La razón es que se establecerán techos de vuelo superiores a los que planean los aviones de las compañías comerciales, además de que cuenta con un transpondedor que funciona como un identificador en el control del tráfico aéreo.

El teniente coronel reveló que en este momento se están haciendo pruebas de vuelo para establecer los techos de vuelo y será a finales de septiembre cuando estén en operaciones específicas. Los pilotos son personas especializadas en la conducción de aeronaves, quienes están siendo capacitados con ayuda de personal de las Fuerzas Armadas federales.

“Obviamente por la confidencialidad, la empresa no debe de participar\\\\\\\”, añadió.
Cabe hacer mención de que estas naves son controladas por una estación de control terrestre, que es una especie de camión que es movido cuando se requiere.

Según información publicada por medios como Animal Político, la Sedena ya utiliza un escuadrón de drones para labores de inteligencia contra el crimen organizado, pero también para patrullar regiones fronterizas, apoyar labores en desastres y vigilar instalaciones estratégicas, como las Pemex y la CFE. Acciones también para monitorear el tren de carga que viaja hacia el norte, conocido como la Bestia.

\\\\\\\”Los pilotos son de la Fuerza Aérea, y son pilotos como tales, no son chavos que les gusta volar los drones de juguete\\\\\\\”/ Cristóbal C. Camarillo/ Subsecretario de Seguridad Pública del estado de Sinaloa. Foto: EL DEBATE

EMPRESA MEXICANA

Aunque el Gobierno del Estado no otorgó el nombre de la empresa a la que se le pagaron 75 millones de pesos, por la información dada, esta coincide con Hydra Technologies de México. Esta es una empresa que ya ha vendido drones al gobierno mexicano, principalmente a la Fuerza Aérea Mexicana. Esta ganó el año pasado un reconocimiento de esta institución de seguridad. Según la información obtenida, esta es una compañía mexicana dedicada al diseño y a la construcción de aviones no tripulados para sistemas aéreos de vigilancia desde el 2008.

A esta compañía con sede en Guadalajara incluso la Fuerza Aérea Mexicana la reconoció el año pasado por la capacidad de UAV S45 Baalam (Jaguar), así como de sus sistemas de mando y control.

Al parecer UAV S45 Baalam es el que pudo haber comprado el gobierno de Sinaloa. Por las características, el S45 es un UAV dotado de sistema de navegación VN-200 GPS/INS que tiene una envergadura (de ala a ala) de 5 metros, un alcance de 120 kilómetros y techo de servicio para volar de 4 mil 500 metros. Está diseñado para operar un máximo de doce horas. Esta empresa cuenta con drones con características más bajas como el S4/E Ehecatl (Dios del Viento) y el E1 Gavilán.

Agencias/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO