Nogales- 2017-09-2914:33:37- JorgeGalindo

La instalación de alarmas sísmicas es una necesidad en zonas donde se tiene una mayor afluencia de habitantes, escuelas y comercios; por lo que se deben implementar mecanismos de coordinación para alertar a estudiantes, empleados y clientes.

Carlos de la Garza Villela, coordinador de Protección Civil en el Ayuntamiento de Nogales, dijo que tiene cotizada una alarma sísmica a fin de prevenir situaciones de riesgo, sobre todo en zonas de edificios con gran afluencia ciudadana como el Ayuntamiento.

Precisó que el pasado 19 de septiembre, dos horas antes del sismo de la una de la tarde al conmemorarse la Semana Nacional de Protección Civil que fue fatal para toda la República Mexicana, se activó la alarma por un ejercicio de simulacro de evacuación de la empresa Coppel y todos los trabajadores del ayuntamiento salieron corriendo debido a la psicosis.

Y es que decenas de familias viven a diario con la psicosis de que ocurra un sismo principalmente durante la noche cuando ya descansan, de ahí la importancia de activar alarmas sísmicas en determinados lugares y que a través de esta se emita una señal diferente a otras colonias.

“Es muy inusual que tengamos en septiembre muchos sismos; hemos percibido cuatro en esta zona pero el último sismo tuvo réplicas y se percibieron siete abajo de cuatro grados. Escuchaba a gente de la UNAM que todos los días tiembla entre 30 o 40 veces, entonces la alarma sísmica debe ser prioridad en las escuelas y edificios públicos”, señaló.

Tanto para escuelas como para comercios, dijo, se debe aplicar un código de sonidos o alarmas; se me ocurre que cada “toquido” tenga un significado entre estos, uno específico para evacuar a zonas seguras.

Existen comercios que ya aplican sus alarmas y mecanismos para avisar a sus empleados y clientes sobre alguna contingencia, de ahí que es importante automatizar los sistemas de prevención ciudadana, señaló el especialista.

 AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO