Minatitlán- 2017-09-1117:32:01- Marthin Ruiz Urbieta/ Hasta este lunes no se tenía noticias de que algún edil minatitleco hubiera aportado víveres para los damnificados del terremoto que devastó ciudades istmeñas, y que en este municipio ocasionó el derrumbe de nueve casas en la zona urbana y afectaciones a otras de la zona rural.

Lo anterior se hace notorio porque el gobierno municipal instaló desde la mañana de este lunes, un centro de acopio en los bajos del palacio municipal, permaneciendo hasta la tarde una mesa totalmente vacía, ya que ni los mismos ediles hicieron alguna aportación que figurara como muestra de su buena voluntad.

De hecho, la mesa para recibir la donación de víveres no tenía ningún letrero que indicara que era un centro de acopio, por lo que pasaba desapercibido para la ciudadanía, y de ahí derivó la ausencia de donaciones, mientras que por su parte las regidoras Karla Verónica González ha estado dirigiendo un centro de acopio instalado en el embarcadero, y Juana Isabel Morales Aguirre, otro en instalaciones de su organización de mujeres.

Según el gobierno municipal, se trata de ayudar a las familias que perdieron sus casas a consecuencia del intenso movimiento telúrico de la noche del jueves 7 de septiembre, pero no pone la muestra; “no predica con el ejemplo”, dicen unos, porque hasta este lunes no se había visto ni siquiera una bolsa de frijol en la mesa del centro de acopio.

El mismo alcalde Héctor Cheng, ha dicho a los medios de comunicación que para estas situaciones de desastre, no se dispone de recursos económicos que puedan destinarse al apoyo de las personas damnificadas.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO