Representa una pena más para la familia Duarte de Ochoa el que a Cecil Duarte, hermano del ahora hermano incómodo, se le imputen severos cuestionamientos y se haya instruido una investigación judicial por fraude a particulares y al gobierno del estado, por el tráfico de cientos de concesiones de taxis, según informa el director de Transporte Público, Rafael Escobar Torres: “… robó información de alguna base de datos y la utilizó para justificar que le entregaran las concesiones, y ya estamos terminando de armar este expediente, y en los próximos días será denunciado el hermano de Javier Duarte”. Resultó muy caro para los veracruzanos y para la familia de Javier Duarte el que para salvar su responsabilidad Fidel Herrera lo haya escogido como su sucesor.