Ciudad de México- 2017-09-0611:08:57- Agencias

Durante la administración que encabezó Rosario Robles, los recursos de la Sedesol para el apoyo de las familias en pobreza extrema, sencillamente se esfumaron.

Una investigación hecha por Mexicanos Contra la Corrupción e Impunidad, en coordinación con Animal Político concluyó que solo fue entregado el 70 por ciento de los 500 mil paquetes de alimentos comprados en el 2013 para la asistencia alimentaria de los sectores más pobres del país.

Tampoco hay constancia de que los programas y beneficios restantes hayan llegado a los más pobres, entre ellos, camisetas, gorras y para difundir la Cruzada Nacional contra el Hambre y únicamente hay pruebas de que la Sedesol pagó por los servicios.

Los datos fueron confirmado por la Auditoría Superior de la Federación, y de acuerdo con la publicación.

El desvío por más de 2 mil 224. 5 millones de pesos millones de pesos destinados a la promoción de la Cruzada Nacional contra el Hambre habrían sido desviados a través de un complicado proceso en el que las universidades autónomas de Morelos y Estado de México se prestaron como intermediarias para la contratación de 20 empresas, 19 de ellas con un ramillete de irregularidades por las que deberían estar inhabilitadas para recibir contratos públicos, según lo que marca la ley.

La investigación periodística refiere que en la Cuenta Pública de 2013 y 2014 se reportaron diez convenios con esas dos universidades por un monto de 2 mil 224 millones, que debían destinarse a ampliar la cobertura de programas sociales, mejores servicios en las zonas más rezagadas del país o combatir la pobreza.
\”Las universidades, que no dieron ningún servicio y únicamente se prestaron para la operación, “solo” se quedaron con una comisión de 215 millones 446 mil pesos\”.

La investigación arrojó que los recursos se entregaron a tres empresas fantasma, catalogadas así por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) en 2015; a otras tres que están bajo investigación del mismo SAT por presuntas operaciones irregulares; a seis que no cumplen con un requisito indispensable para operar —el registro ante la Secretaría de Economía—.

A una cuya oficina fue desmantelada apenas se recibió el dinero; a otra que no fue localizada por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) —que reportó como domicilio para sus operaciones uno que no corresponde a su sede—; a una que tiene una oficina virtual de la que no existe registro de que pueda realizar servicios; a otra que es un despacho contable sin personal o infraestructura, y a tres más que tienen un objeto social que es completamente distinto al servicio que debían dar.

Entre las 20 empresas contratadas, destaca el caso de ESGER Servicios y Construcciones S.A. de C.V., \”que solo cuenta con un pequeño despacho contable ubicado en la Ciudad de México, y que recibió los recursos destinados a combatir el hambre sin firmar un solo contrato o realizar algún servicio\”.

La empresa fundada por los accionistas son Esteban Cervantes, que tenía 25 años cuando fundó la empresa, y el contador público Gerardo Casas,
El proceso que involucró a ESGER en el fraude es así:
Primero Sedesol federal firmó un contrato por las universidades autónomas de Morelos y del Estado de México por mil 385 millones de pesos. Los recursos eran para ejercer n programa de sensibilización en las comunidades marginadas sobre los beneficios de una mejor alimentación.

Rosario Robles.
Las empresas subcontrataron a 11 empresas, la mayoría con irregularidades, otras calificadas como fantasmas y algunas otras ya desaparecidas. De estas, cinco contrataron a su vez a ESGER, la cual nunca hizo trabajo alguno.

En algunos casos, antes de que los recursos llegaran a ESGER se hacían pasar por dos o tres empresas más, las cuales cobraban comisión.

El reportaje refiere:

\”Al ser consultada por estas irregularidades ocurridas entre 2013 y 2014, la Secretaría de Desarrollo Social se deslindó de las contrataciones e informó el pasado 30 de agosto que, al firmar convenios con las Universidades, éstas declararon que contaban “con la capacidad para colaborar en los tres proyectos en los términos y porcentajes señalados en cada uno de los anexos técnicos recibidos”.

La información forma parte de la segunda parte del reportaje La Estafa Maestra que revela los mecanismos a través del cual, el gobierno federal habría desviado al menos, 7 mil 670 millones de pesos.

Mexicanos Contra la Corrupción e Impunidad anunció que mañana publicará una tercera parte sobre los desvíos detectados en Pemex.

/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO