A un mes de concluir su periodo de gobierno en Veracruz, el licenciado Miguel Alemán Velasco declaró que dejaba un sector salud con hospitales equiparables a los del primer mundo, se refería al Centro de Cancerología, al remodelado Centro de Especialidades Rafael Lucio, al hospital regional de Veracruz, al Comunitario de Oluta y de Soteapan, que junto a otros de nueva construcción habían elevado la infraestructura hospitalaria de la entidad. Pero el esfuerzo no continuó y durante doce años los recursos destinados a la Salud de los veracruzanos fueron desviaron con propósitos patrimonialistas. Lo revela claramente el actual Secretario de Salud, Irán Suárez Villa: “hay denuncias (146) no solo en obras (146 sin concluir), sino en materia de insumos médicos, pruebas falsas”, solo en el gobierno de Duarte, quien no denunció las tropelías de su tutor y quedaron en la opacidad.