El Movimiento de Regeneración Nacional goza de cabal salud, sin embargo recibe permanentemente una casi indiscriminada transfusión sanguínea proveniente de diferentes corrientes opositoras, principalmente del PRD. La última fuga perredista la protagonizan la senadora Dolores Padierna y René Bejarano, mejor conocido como “el señor de las ligas”. MORENA está en actitud de recibir a todo quien se le acerque, son tiempos de sumar, si la fortuna electoral le favorece en 2018 vendrá el momento de restar. Sin embargo, corre el riesgo de contaminarse por tanto atasco en un multitudinario congestionamiento de chile, dulce y manteca; ya se verá en qué resulta el Acuerdo Político de Unidad Nacional que hoy se firma.