Sociedad 3.0 / 25 de septiembre de 2017/ El presidente de Estados Unidos, Donal Trump, anunció el domingo 24 de septiembre, un nuevo veto migratorio, pero esta vez incluyó a más países.

La nueva orden ejecutiva del mandatario republicano mantiene la restricción de viajes para provenientes de países de mayoría musulmana: Irán, Somalia, Libia, Yemen y Siria. Sin embargo, esta vez ha incluido la prohibición a Corea del Norte, Venezuela y Chad. Sudán, que se encontraba en la primera versión del veto migratorio, ya no figura en el nuevo documento.

Con este segundo veto, la administración de Trump impone una prohibición total de viajes a los ciudadanos de Corea del Norte y Chad, mientras que las restricciones para Venezuela se limitan a los funcionarios de una larga lista de entidades del gobierno y a sus familiares.

En el caso específico de Venezuela, el extenso documento firmado por Trump señala que el país sudamericano ha adoptado los estándares impuestos por el Departamento de Seguridad Interna (DHS), pero sostiene que Caracas “no coopera en la verificación si sus ciudadanos representan una amenaza a la seguridad nacional o la seguridad pública”.

Por ello, la suspensión de autorización de viajes se extiende a funcionarios de los órganos responsables por esa verificación, como el ministerio del Interior, el servicio migratorio, el servicio de inteligencia y el ministerio de Relaciones Exteriores.