Opinión
Por Mario Javier Sánchez de la Torre

Asociación política que se ha caracterizado por su congruencia en la materia y seriedad en su actuar, Vía Veracruzana, efectuó el pasado viernes 22 de septiembre su asamblea informativa en donde se discutió el papel que jugará la Asociación Política en el actual proceso electoral.

Reunión que sin lugar a dudas se efectuó en un momento político – electoral de gran importancia para el país, pero principalmente para esta entidad, por lo difícil que se ve el panorama estará durante los próximos meses.

Aquí en Veracruz, la indefinición que hay por parte de las diferentes fuerzas políticas participantes en cuanto a quienes serán sus candidatos, así como también como quedarán las coaliciones que ya existen y las que se formarán, produce en este momento electoral el crecimiento de la especulación entre los electores sobre el interesante y delicado tema.

Especulación que más que ayudar en la definición del voto a los ciudadanos veracruzanos que ejercerán este derecho, produce el efecto contrario. De incertidumbre, de duda, de confusión, situaciones que seguramente serán aprovechadas por los actores políticos participantes, pero solo por los experimentados, en otras palabras, por los que ya tienen colmillo en estas lides políticas, los autollamados “políticos”, o sea, los corruptos de siempre.

Es por lo citado, la importancia de las palabras del fundador de Vía Veracruzana, Felipe Amadeo Flores Espinoza, cuando reconoció que la Asociación Política se ha equivocado en el pasado, dando su apoyo a quienes ya en el gobierno traicionaron a los veracruzanos. “Debemos devolver la decencia política a Veracruz; la democracia se ha convertido en un instrumento legitimador de partidos políticos y grupos de poder para la depredación del estado”

A lo que agregó que Vía Veracruzana hará valer su pluralidad y democracia interna, que no habrá una línea para nadie, y que sus asociados tendrán la libertad de apoyar a los mejores candidatos y no a quienes resulten de las imposiciones de los partidos. Resumiendo: “El futuro de Veracruz no está en los partidos políticos. Los partidos se han convertido en grupos de élite que ignoran a los ciudadanos como factor de decisión. Por eso, debemos apoyar las causas, los programas y no a los partidos”.

Finalizando su intervención, así: Veracruz necesita desterrar la herencia del pasado para construir un nuevo pacto social, sin improvisación de gobiernos corruptos. “Los partidos ya no tienen ideología, solo intereses. Su única razón es conservar el poder, por eso han decidido establecer alianzas incluso con los antiguos adversarios”. Parte esta última, que es lamentablemente una gran verdad y que es en gran parte una de las causas por las que los mexicanos ya no creemos en los políticos. Pues supuestamente cada partido político existe debido a que aglutina a personas que defienden la misma ideología política y por ello luchan. Pero al ya no existir ésta, solo el mezquino interés de conservar el poder, por el poder, en otras palabra “el pinche poder”, cual es el caso de la existencia de diferentes partidos políticos, ninguno.

Una muestra de lo mencionado, la tenemos en lo sucedido durante la llamada “docena trágica veracruzana”, periodos de gobiernos estatales durante los cuales, lo único que importaba, era lograr el beneficio de grupo, pero atrás de este, estaba como prioridad el beneficio personal, que nos llevó a vivir lo que estamos padeciendo.

Estas propuestas de Flores Espinoza, además de congruentes son el reflejo de la experiencia política que tiene, la que ha sido en los tres niveles de gobierno, en forma transparente y que de aplicarse por parte de los participantes seguramente les aportará posiciones positivas. Hasta el lunes.

noti-sigloxxi@nullhotmail.com