Hasta ahora son 37 ciudadanos los inscritos ante el INE para buscar la candidatura la presidencia de México por la vía independiente, pero la dificultad para conseguir el número de firmas requerido sin contar con una estructura para ese efecto reducirá esa participación a cinco o seis los candidatos, sobre quienes competirán no tiene caso hacerle al adivino. Pero es predecible que su participación introducirá acaso una sorpresa y/o una acentuada dispersión de votos de indudable impacto en el resultado final de la elección.