Dialogando
Por: Abel Domínguez Camacho
26 de octubre de 2017

Una nota que refieren los atributos-errores que el eterno debe cuidar para 2018, como el ya cállate chachalaca, el asunto de las ligas, Eva Cadena y otras más que dan flojera enunciar, me hace reflexionar. Según esto, la nota es la primera de una serie donde pondrán en la mesa los asegunes de los otros candidatos, con este me quedo y apunto.

El eterno, ahora presidente del partido político que alude a la Reina de México, que explota el descontento y la necesidad social, de una buena parte de mexicanos, no todos votantes, ha aprendido de sus propios errores y actualmente se muestra mesurado, sin dejar de ser chile de todos los moles; aunque exagerando hay temas que debe atender y los elude, dígase lo relacionado con el asunto del aborto, de entre los que me viene a la mente.

En la nota de marras se refieren a él, cuando lo amerita, como “el entonces perredista”, yo me voy un poco hacia atrás y era “el entonces priista”. Refieren de su actitud soberbia y la intolerancia que, a pesar de su mesura, le brota por los poros, en mi opinión, una muestra de su soberbia e intolerancia es el modo y los momentos en que tomó sus canicas y se fue del PRI, que lo vio nacer políticamente tomando carreteras, hay que destacar que madera de líder y manejo de las masas ya evidenciaba desde joven, hasta donde recuerdo fue presidente estatal del PRI en su estado natal.

En otro contexto social y político, tomó sus canicas y otra vez se fue, se fue del PRD para crear el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) mismo que como tal tuvo una vida efímera para transitar hacia un partido político, condición necesaria para poder participar en los procesos políticos-electorales del país en atención a las reglas escritas. En menos de tres años de existencia y explotando el descontento social y la crítica al sistema y sus instituciones, dicho partido político ha ganado la simpatía de una parte de la sociedad; también ha ganado escaños en los congresos locales y varios ediles, en Veracruz ganó 17 presidencias municipales.

A pesar de los logros descritos, muchos de ellos rescatables y otros no tanto, dígase Cuitláhuac García (CG) actual diputado e Hipólito Rodríguez (HR) alcalde electo de Xalapa, que en mi opinión eran políticamente desconocidos, ganó la marca MORENA, decía que a pesar de…creo que dicho partido no la tiene segura en Veracruz si va CG de baja productividad legislativa y, porque la sociedad quiere escuchar propuestas serias, viables; la sociedad ya está cansada de escuchar críticas al sistema, cansados estamos de las denostaciones a los adversarios, por muy razonables que sean.

La sociedad está cansada de promesas, la historia del PRI, y actualmente los partidos políticos, las alianzas y los independientes solamente están replicando al PRI con promesas como la del gobierno del cambio en Veracruz, incumplida por cierto.

Creo también, que el eterno no la tiene segura, contrario a lo que opinan muchos. El mapeo político-electoral actual no es fortuito, si bien es resultado de las reformas electorales que obedecen al desarrollo lógico de nuestra sociedad, también es resultado de la intervención de la cúpula política y empresarial del país, de aquellos que mueven la cuna para conservar el estado de las cosas; si a la cúpula le resulta su estrategia de pulverizar el voto, entonces el eterno tendrá que caminar hacía su rancho, tal y como lo anunció hace unos meses. Debo decir que cuando, a cuenta de nada, anunció su retiro en caso de que el voto no le favoreciera, me causó suspicacia, al tiempo.

En política nada está escrito como definitivo y bola de cristal electoral no se tiene, la baraja está cerrada por quien da la mano. ¿Quién será el mejor candidato para México? ¿Habrá un mejor…? Espero y deseo no tener que votar por el menos peor, la historia reciente de Veracruz nos dejó una lección.