Xalapa- 2017-10-0414:28:24- Ariadna García

Luego de ser denunciado públicamente por supuestamente golpear a Alejandra González Cano, el ahora exjefe de Planificación Familiar del Hospital Luis F. Nachón de Xalapa, José Miguel Hernández Ortega, renunció al cargo para aclarar su situación y se declaró inocente. Aseveró que está dispuesto a enfrentar el proceso que se lleva en su contra en la Fiscalía General del Estado, aunque reveló que está amparado.

“Claro, (estoy amparado) pues es que todo mundo se tiene que amparar. Me amparé contra las denuncias que hace la licenciada Alejandra González Cano. Tengo todas las pruebas”, dijo. Y es que remarcó que luego de la denuncia pública por el caso, él y su familia han recibido amenazas de muerte, por lo que responsabilizó a Alejandra González Cano de cualquier agresión.

“Totalmente inocente de lo que se me está imputando, es totalmente falso, en ningún momento estuve en el lugar que esta persona declara, me declaro totalmente inocente. Solicito a las autoridades correspondientes, a la Fiscalía principalmente, para que sean los que lleven en orden este caso, mi principal miedo es que por las declaraciones que hizo estoy siendo amenazado de muerte, está siendo amenazada de muerte mi hija, si algo me llegara a pasar o a mi familia hago responsable a la licenciada Alejandra González Cano”, dijo.

Asimismo solicitó que la Fiscalía General del Estado cite a declarar a los elementos de la Policía Estatal que acudieron al lugar de los hechos, pues afirma que la agraviada se encontraba en estado de ebriedad.

Admitió que se vieron en un restaurante, sin embargo dijo, al lugar ya llegó ebria y, presume, bajo el efecto de alguna droga. Al lugar de la conferencia llegó Sara Cano Corro, madre de Alejandra González Cano, y aseveró que el acusado estaba mintiendo. Remarcó que si decidieron hacerlo público fue porque es necesario que se detenga la violencia en contra de las mujeres y que esos casos queden impunes.

/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO