Sociedad 3.0

Vecinos que tienen sus viviendas asentadas sobre la margen derecha del río Moctezuma-Pánuco claman por ayuda debido a que sus viviendas están a punto de ser tragadas por el río, que ha ido erosionando el talud y metiéndose hacia el interior de la zona habitada, en la cabecera municipal de El Higo, al norte del Estado.

Especialmente durante las crecientes el río se va comiendo el barranco y ya hay casas que se han ido con la corriente.

Los vecinos demandan que los gobiernos federal, estatal y municipal apliquen un plan de ingeniería que evite los derrumbes y el colapso de las casas, pero actualmente se sienten abandonados porque no hay quien gestione las obras y los recursos necesarios.

Ni siquiera existe un plan de evacuación para estas ocasiones en que el río está a punto de inundar la población.