Sonia García

Barcelona. El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha declarado que el pueblo de Catalunya se ga ganado el derecho a ser independiente.

Al minuto siguiente propone suspender durante unas semanas el efecto de la declaración de independencia para dialogar con el gobierno español.

Una hábil decisión con la que le pasa el problema al gobierno de Rajoy.

El presidente de la Generalitat ha afirmado que asume el mandato del pueblo para que Cataluña se convierta en un Estado independiente en forma de república, pero decidió que en las próximas semanas el Parlament suspenda el efecto de la declaración de independencia para emprender un diálogo para llegar a una solución con el Ejecutivo español.

Por su parte, se espera que Mariano Rajoy tome medidas para hacer frente a esa declaración.