San Juan Evangelista- 2017-10-0219:25:57- Santos López Celdo/ Amagada con la toma de sus instalaciones por parte de campesinos de varias comunidades que han sido afectadas por la contaminación del arroyo Chapopoapan, la empresa Sílice del Istmo SA (SISA) se comprometió a contratar nuevo sistema de maquinaria para dragar la parte que aún permanece azolvada y evitar que más cantidad de lodo llegue a las partes bajas.

Los campesinos, siendo alrededor de unos cien, llegaron este lunes a la planta de Sílice del Istmo para tomar nuevamente la entrada y posiblemente la carretera federal 145 Sayula-Ciudad Alemán en exigencia de la limpieza del arroyo que a casi de un mes de haber sido atascada de lodo, arena y aguas residuales no ha sido limpiada en su totalidad.

Ante esta situación, SISA a través de su gerente, Jesús Rodríguez se reunió en un campo deportivo de la misma compañía con los demandantes, acordando dos puntos. El primero de ellos es contratar nuevo equipo para dragar el arroyo y tratar de evitar que se siga arrojando agua sucia al afluente.

El otro punto es que habrá de dragarse en la zona afectada y no en la parte cercana a la planta, según se informó.

Los quejosos insistieron en que pedirán a la Comisión nacional del agua retire la concesión a SISA para que no siga extrayendo el vital líquido de ese afluente.

Las comunidades que afirman reciben actualmente agua con lodo son las llamadas parte baja del Chapopoapan que son Rancho Nuevo, Cascajal, Cascajalito, Cartagena, La Jimba y La Peña, mismos que asegura, no sirve para lavar la ropa ni para darle a las vacas

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO