Papantla- 2017-10-0912:56:07- José Martín

Derechohabientes del Seguro Popular denuncian maltrato, discriminación y represión del director del Hospital Civil “Luis Buill Belenguer”, Óscar Manuel Pulido Espinoza, hacia los pacientes de la zona norte de Veracruz.

Los inconformes exigen la destitución de ese funcionario de la Secretaría de Salud (SS), ya que aseguran toma represalias contra las personas que lo exhiben públicamente por negar la atención y los servicios clínicos a las personas de escasos recursos económicos de la región.

Alberto Teodoro Jiménez, un artesano de edad avanzada, narró que hace ocho días fue discriminado y confrontado por Óscar Manuel Pulido después de que sus familiares lo acusaran, a través de periódicos, de negar la atención médica a las personas enfermas.

Teodoro Jiménez sufrió un infarto, el tercero en su vida, por lo que fue trasladado al Hospital Civil “Luis Buill Belenguer”, pero no lo atendieron bajo argumentos de que no disponían de camas. Minutos después lo llevaron al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS – Coplamar) pero tampoco lo recibieron ante la falta de especialistas.

Por lo que fue enviado al Hospital Regional de Poza Rica, pero también lo rechazaron debido a que no tenían espacios. Así permaneció, inconsciente por varias horas, dentro de una ambulancia.

Ante la desatención, los familiares de Alberto Teodoro Jiménez decidieron llevarlo nuevamente al centro hospitalario “Luis Buill Belenguer”; pero esta vez pidieron la presencia de los reporteros, para exhibir el comportamiento de los funcionarios de la Secretaría de Salud de Veracruz.

Pero fue hasta como a las 6:00 de la tarde cuando lo ingresaron al nosocomio. Estuvo tres días en coma. “Pero el señor Óscar Pulido se molestó; al tercer día vino a regañarme, me puso bastante mal frente a los doctores y enfermeras. Me dijo que él es el director y que tenía reglas y que todos deben respetarla. Y que si no había camas no era su problema, sino del Gobierno del Estado porque no dotaba de equipo al hospital”, relató el artesano inconforme.

Pero este caso no ha sido el único. En semanas pasadas, una mujer dio a luz dentro de un taxi porque le negaron atención en el hospital civil. En otra ocasión, una persona sufrió un derrame cerebral, por lo que fue llevado a ese nosocomio pero tampoco lo atendieron; estuvo varias horas dentro de la ambulancia.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO