Coatzacoalcos- 2017-10-2015:50:34- HederLópez Cabrera

El debate de la despenalización del aborto en el que los grupos Pro Vida y las diferentes denominaciones religiosas han intervenido para evitar que el Congreso de Veracruz la apruebe, es una clara muestra de la ausencia del Estado Laico.

Lo anterior lo dio a conocer la consejera social del Instituto Veracruzano de las Mujeres (IVM), Mónica Robles, quien de visita en Coatzacoalcos externó que el criminalizar la decisión de las víctimas de violación para la interrupción de un embarazo representa un acto de violación a los derechos humanos y de doble victimización para las mujeres y niñas veracruzanas.

“No quieren quedar mal (los legisladores), hay un tema político de interés electoral, no se quieren pelear con la jerarquía de algunas iglesias y los grupos de ultraderecha, dándole más valor a eso que a los derechos humanos de las mujeres, que realmente es terrible, es un discurso totalmente contradictorio porque hablan que están a favor de la vida y, sin embargo, no protegen la vida de las mujeres… por supuesto que no hay un estado laico, esto es una muestra clara de la intervención de la iglesia, que es desafortunada y peligrosa, como lo vemos en los estados fundamentalistas donde se pierden todo tipo de libertades, yo creo en la libertad de conciencia de cada individuo, expresó la exlegisladora.

Mónica Robles indicó que la campaña emprendida por los grupos defensores de la vida y la iglesia han manipulado la información para influir en las decisiones legislativas que sólo buscan promover garantías en la salud sexual y reproductiva de las mujeres.

“Se dicen mentiras, se manipula la información, el ejemplo de la Ciudad de México nos muestra como se caen muchos mitos al rededor de la interrupción legal del embarazo. En su gran mayoría las mujeres que toman la decisión de abortar son casadas, mayores de edad, católicas y lo hacen por única vez dentro del plazo establecido que es hasta las doce semanas… Además si prohibir el aborto lo eliminara yo estaría de acuerdo, pero lo cierto es que solo lo manda a la clandestinidad y son las adolescentes y las mujeres en situación de pobreza las más vulnerables a vivir abortos clandestinos inseguros que ponen en riesgo su salud y su vida”, comentó.

POSITIVA LA REVISIÓN DE LA NORMA 046

Por otra parte, la activista calificó como positiva la revisión de la Norma 046, que permite a las víctimas de abuso sexual acceder la información para la ingesta de píldora de emergencia o solicitar la interrupción legal de un embarazo en caso de ocurrir, práctica que obliga a los médicos a aplicarla sin prejuicios hacia las mujeres.

“Qué bueno que se está avanzando en ese sentido, porque el Sector Salud está obligado por ley a tener personal médico que pueda dar el servicio y que informe desde el primer minuto a una mujer que ha sido víctima de abuso sexual”, puntualizó.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO