“Este gobierno no ha cumplido con las expectativas que generó… en dos años el gobierno estatal no ha iniciado una obra para beneficio del estado. Este gobierno no ha iniciado ningún proyecto de infraestructura hospitalaria o nuevas carreteras u obras”, reclamó un diputado panista al gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez, mejor conocido como El Bronco, cuando fue al Congreso local a entregar su segundo informe de gobierno en el que se habla de 823 logros. Ciertamente Rodríguez suscitó elevadas expectativas durante su campaña como candidato independiente al gobierno estatal y en esa medida ha sido la exigencia ciudadana, a la espera de la decisión de Rodríguez de solicitar licencia para irse como chapulín a buscar la presidencia de la república, pero con ese lastre ni a la esquina.