El gobernador Yunes Linares dio el banderazo de inicio de la reconstrucción de la carretera a Coatepec, y la inauguración del libramiento de Cardel, pero ese importante anunció compitió con el asunto de la introducción de ductos para la distribución de Gas Natural a Xalapa y la región. Como si fuera un terma nuevo se habla de una tubería para ese propósito y se llega al extremo de asegurar que lo de la reconstrucción de la carretera es solo un pretexto para el gasoducto. Pero es fuego fatuo revelando la porosidad de la olvidadiza mente colectiva, pues apenas en mayo el alcalde Américo Zúñiga anunció que la empresa Gas Natural del Noreste cuenta con todos los permisos requeridos expedidos por las instancias correspondientes y que el cabildo xalapeño ya había extendido su autorización. ¿Para qué tanto brinco?