Política
Por: Mario Mijares
16 d eoctubre de 2017

1.- Cada día hay más veracruzanos que están de acuerdo, en que ya no merecen más los especímenes de gobernantes que han pasado en los últimos veinte años. De qué les ha servido tener a su cargo la autoridad suprema, si no han tenido la capacidad para ejercerla en beneficio fundamental de los gobernados. Es como aquel que habla de justicia, cuando él es un hombre injusto, o bien de quien habla de la templanza cuando se es un destemplado.

Miguel Alemán, Fidel Herrera, Javier Duarte y ahora Miguel Ángel Yunes, todos ellos, han actuado en el ámbito político, sin tener una vida política, ya que: ¡No puede haber política sin político! Los cuatro se han comportado como animales de poder, quienes esencialmente han buscado su propio beneficio, y únicamente por accidente en favor de los gobernados. Y es que ante las distintas complicaciones políticas, económicas, sociales incluyendo los desastres de la naturaleza, todos ellos, han actuado de manera semejante.

2.- Miguel Ángel Yunes Linares, fue parte de los cuadros de los jóvenes políticos que fueron formados por en el Partido Revolucionario Institucional (PRI). Asimismo, el partido le dio la oportunidad de llegar a ser el responsable de la política interna en el Estado de Veracruz, nombrado por Chirinos como Jefe de gobierno. Al término del sexenio chirinista se le brindo las facilidades para competir por la gubernatura. Al fracasar en sus intentos por sostenerse en primera línea, la ambición lo llevó a traicionar a la organización política que le dio todas las facilidades de desarrollarse como hombre y político.

Ante tales circunstancias, la pregunta obligada es: a que obedece que el gobernador veracruzano niegue la vida política de manera sistemática y vehemente. A cambio de ello se ha manejado, inventado una realidad artificial, enfocada a la vida personal y, sobre toda a los asuntos privados, es decir apolíticos nunca públicos. Los tiranos o bestias de poder, no permiten que los cuestionen, los ejemplos recientes son; Donald Trump, quien ha descalificado al diario New York Time, EPN imitando el ejemplo del yanqui, hizo lo mismo con la prensa mexicana e incluso, fue más allá, y se fue en contra de las redes sociales. Miguel Ángel Yunes Linares, en días pasados le reprochó a La Jornada, Veracruz, por señalar las deficiencias de su administración.

3.- La oligarquización del Estado mexicano, ha permeado en la vida nacional del país, la privatización de todo lo público es un ejemplo real. El mismo individuo ha abandonado las organizaciones e instituciones, con la idea del conocido individualismo de los países de esencia oligarca. Giovani Sartori, recordó en alguna ocasión que la palabra latina privatus, significa literalmente aquel que está privado de derechos políticos, por ello, en este país ya se habla de manera absurda de la “ciudadanización”, la prueba son los 87 “absurdos independientes” que se registraron para candidatos a la presidencia mexicana.

4.-  El gobernador de Veracruz, se corrompió por la ambición, cuando desertó al PRI, para enrolarse en Acción Nacional, un partido carente de cuadros tenía la necesidad de allegarse de personal de acuerdo a sus intereses. Sin embargo, éste ha creado divisiones en este partido, y en 2013, el ex presidente nacional del PAN, Manuel Espino, denunció a Miguel Ángel Yunes Linares por enriquecimiento ilícito de más de 3,000 millones de pesos. Presentó como pruebas las declaraciones patrimoniales del político veracruzano y aseguró que no coincidían con sus ingresos y con las adquisiciones que realizó, como el yate de lujo, y no descartó una posible vinculación entre Yunes Linares y el crimen organizado.

En ese mismo año, Reporte Índigo presentó los resultados de una investigación sobre el inexplicable enriquecimiento del hijo menor de Miguel Ángel Yunes, Omar Yunes Márquez, empresario de 35 años que realizó una serie de transacciones millonarias con apenas algunas semanas de diferencias.

En 2006 fue acusado de pederastia por la periodista Lydia Cacho, quien, en su libro Los demonios del edén, vincula a Yunes con Jean Succar Kuri, el priísta Emilio Gamboa Patrón y Kamel Nacif Borge como presuntos pederastas. Cacho acusó a los mencionados ante la Procuraduría del Estado de Quintana Roo. De acuerdo con el semanario Proceso, la complicidad entre políticos de alto nivel y empresarios acaudalados ha imposibilitado que estos casos sean investigados debidamente por las autoridades mexicanas.14