Algunos funcionarios del gobierno estatal no responden a la realidad veracruzana de estos tiempos, no al menos en Turismo y en el IVEC, si nos atenemos a sus respectivas declaraciones acerca del funcionamiento de las oficinas a su cargo. A 11 meses de iniciado este gobierno, Enrique Márquez Almazán, del IVEC, habla sobre la penuria de su presupuesto y de un “probable desvío de 94 millones de pesos” no entregados por SEFIPLAN durante el gobierno duartista;  pero alarma cuando asevera: “las actividades culturales y los festivales a realizar en este año quedarían definidos a mediados de mayo próximo”. Igual ocurre en Turismo, donde su titular desmiente a los hoteleros que refieren la baja ocupación en sus negocios, y en contraste asegura altos porcentajes de ocupación; pero para culminar dice no estar enterado de los despidos de trabajadores en el IVEC, una oficina subordinada a su sector, o miente o realmente no lo sabe ¿cuál será peor?