Xalapa- 2017-10-2113:29:32- Leticia Cruz/ La falta de sindicalización de los trabajadores ha disminuido visiblemente los movimientos obreros en Veracruz y en México, indicó en entrevista Saúl Moreno, director del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS-Golfo).

Y es que mientras ha desaparecido la sindicalización como parte de una consecuencia de los empleos formales, es decir aquellos en los que se cuenta con un formato y seguridad social; ha crecido el trabajo informal, esto es aquellos empleos con los que no se gozan las prestaciones que la ley marca, indicó.

Este crecimiento del empleo informal obedece a una estrategia de los gobiernos para desarticular a la clase trabajadora, resaltó Saúl Moreno.

Al ahondar en el tema, expuso que la pérdida de empleos formales implica que no existen nexos arraigados, es decir, los trabajadores de empresas particulares, los trabajadores sin prestaciones de ley, además de quienes realizan otros empleos -autoempleos- en busca de obtener ingresos, pocas veces se organizan para defender un bien común o conformar, por ejemplo, un sindicato o una movilización, refirió.

Refirió que años atrás, la clase trabajadora, la que laboraba para fábricas, instituciones, empresas gubernamentales, estaba agrupada, se agremiaba en sindicatos y defendían intereses comunes, pero ello se ha perdido porque las fuentes de empleos y las condiciones de éstos han cambiado.

El Director de Ciesas acentuó que los sindicatos en su origen esencial son muy importantes para la clase trabajadora para la defensa de sus derechos. Sin embargo, el tema de la sindicalización es muy complejo porque ha sufrido varios embates aparte de que ha estado cundida por la corrupción, pues se convirtió también en un “instrumento -del gobierno- de control y de desmovilización”.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO