Emilio Álvarez Icaza, ex Secretario Ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), no registrará su candidatura independiente a la Presidencia porque no quiere engordarle el caldo al PRI, dice, e indirectamente menoscaba los registros de Armando Ríos Píter, Jaime Rodríguez Calderón, Pedro Ferriz de Con y Margarita Zavala, entre otros, que van por esa vía, mientras deja en el aire la hipótesis de que atrás de esas candidaturas está el PRI:  “Estas candidaturas son piezas clave, consciente o inconscientemente, del modelo Atlacomulco: rompe o corrompe como lógica de acción política para favorecer a Peña Nieto, su partido y aliados”. Independientemente de lo que cada aludido pudiera responderle, Álvarez Icaza demuestra que de política conoce lo que Trump de geografía política. Pero así son los granos en el arroz, que nunca faltan.