Astrolabio Político
Por: Luis Ramírez Baqueiro

“Uno está tan expuesto a la crítica como a la gripe.” – Friedrich Dürrenmatt.

Por increíble que parezca y de cara al proceso electoral sucesorio del 2018, las baterías de los partidos, actores políticos e incluso organizaciones no gubernamentales en Veracruz, encontraron el mejor caldo de cultivo para su confronta en la supuesta inacción del actual gobierno estatal que encabeza Miguel Ángel Yunes Linares.

De esa forma, los cómplices del oprobio a los veracruzanos, le han achacado desde inoperancia y capacidad de respuesta en materia de seguridad, así como falta de obra pública, un manejo poco transparente de los recursos públicos, sin dejar de pasar por el malestar de miles de ex burócratas –despedidos- que llegaron en pasadas administraciones contratados con el único fin de hacer horas nalga, pues, jamás y nunca se les encontró función alguna dentro del organigrama de las dependencias y se les veía por cientos caminando por las calles del centro de Xalapa, en los cafés, haciendo todo, menos trabajar para el estado.

La inquina sembrada en contra del mandatario estatal, en su mayoría por priistas y morenos que ligados a la obscura mano que mece la cuna, no dejan espacio para aprovechar y descalificar las acciones o aciertos de una administración que debió recomponer 12 años de desorden administrativo y practicas corruptivas, de las que por cierto, ninguno reconoce nada, porque todos fueron encubridores en mayor o menor medida.

Aun con ello, el gobernador Yunes Linares continúa ejecutando acciones para algunos posiblemente no populares, pero si necesarias para correcta operación de una administración estatal, severamente lastimada en su operación y funcionalidad.

A penas este domingo anunció la más importante acción en materia del principal compromiso de su administración “la seguridad” al presentar lo que será el nuevo Sistema de Videovigilancia para la entidad, con una inversión de más de 700 millones de pesos.

El Sistema de videovigilancia estará compuesto por 6,476 cámaras operadas por: Estaciones de monitoreo para el seguimiento de la persecución de los delitos; centros de datos para el almacenamiento de datos y análisis del videos; será administrado y operado por personal certificado en monitoreo; técnicos especialistas en análisis del video, todo ello para incrementar las capacidades de acción policial.

El equipo tecnológico de los sistemas de video vigilancia estarán equipados con inteligencia artificial de última generación para ayudar a detectar movimientos inusuales, reconocimiento facial, reconocimiento de placas vehiculares, objetos abandonados, comportamiento anormal, entre otras funciones comandadas por personal certificado de monitoreo y técnicos especialistas en análisis del video incrementando el alcance de acciones y las capacidades operativas.

Dicho estudio se basó: en la identificación del estado de la infraestructura, la capacidad financiera, y las zonas de incidencia delictiva.

A su vez, el diagnóstico se basó en: análisis de viabilidad, riesgos, determinación de la localización estratégica de los sistemas de videovigilancia.

Los sistemas de observancia policíal serán colocados en las principales ciudades del estado, en las entradas y salidas de las mismas, en casetas de cobro, zonas universitarias, zonas de actividad deportiva, bulevares, puentes, troncales, centros comerciales, zonas de alta densidad, zonas turísticas; dichas acciones serán complementadas por un programa distinto de patrullaje, a donde concentraran unidades de patrullaje para responder de manera inmediata a una emergencia.

Estos sistemas se concentrarán en las seis regiones donde se concentra la mitad de la población del estado y se realizan el 70% de los delitos como son Pánuco, Poza Rica, Xalapa, Veracruz, Córdoba y Coatzacoalcos.

Para dicha tarea en la región de Pánuco se instalarán 404 cámaras para los municipios de Pánuco, Pueblo Viejo, Tempoal y Tantoyuca beneficiando a 302 mil habitantes.

En Poza Rica se colocarán 1,136 cámaras repartidas en los municipios de Poza Rica, Cazones, Tihuatlán, Coatzintla, Papantla, Álamo, Tuxpan beneficiando a 782 mil habitantes.

En Xalapa, se instalarán 1,252 videocámaras distribuidas en las municipalidades de Xalapa, Banderilla, Emiliano Zapata y San Andrés Tlanehuayocan favoreciendo con su vigilancia a 615 mil habitantes.

En Veracruz, se emplazarán 1,900 ojos vigías distribuidos en los municipios de Veracruz, Boca del Río, Medellín y la parte norte de Alvarado colindante con Boca del Río auxiliando a 865 mil habitantes.

En la región de Córdoba, se ubicarán 700 videograbadoras desplazadas en las localidades de Córdoba, Fortín, Amatlán, Yanga y Cuitlahuac mismas que protegerán a 367 mil habitantes.

En la zona de Coatzacoalcos, donde iniciará el programa, se instalarán 1,084 cámaras distribuidas en los municipios de Coatzacoalcos, Cosoleacaque, Minatitlán, Acayucan, Las Choapas y Jáltipan beneficiando a 844 mil habitantes.

Todas estas acciones permitirán tener un incremento de 1,695% de la capacidad instalada actual, lo que representa 17 veces más el número de cámaras con las que se recibió la presente administración, logrando con ello vigilar 21,594 kilómetros cuadrados, beneficiando a tres millones 849 mil 350 veracruzanos.

Por último anunció la construcción a partir del próximo martes del primer C5I, el cual es un Centro de Control, Comando, Cómputo, Comunicación, Contacto Ciudadano e Inteligencia en la zona conurbada de Veracruz, donde se podrá brindar atención a toda la entidad.

Quizá podrán muchos acusar que esto no cambia en nada el estado de crispación social producto del juego de complicidades en el que las anteriores autoridades estatales permitieron que diversos grupos criminales se repartieran la entidad, cual rompecabezas, y en donde la pelea por las plazas es lo que mantiene esta severa crisis de inseguridad, pero lo cierto es, y ojalá los cómplices del pasado lo reconozcan, que se sientan las bases para encarar un problema que se filtró en la medula de la sociedad y del cual como cáncer ahora se habrá de erradicar.

Aunado a ello, la aversión e incluso mala voluntad respecto a si el primogénito del mandatario estatal –actual acalde de Boca del Río- busca en sucederle, nos conmina a cuestionarnos si acaso la oposición no fraguaba abiertamente un plan para perpetuarse en el poder, bajo el esquema de dos y seis años en la gubernatura, bajo el entendido de primero un Yunes y después el otro, acaso será, ¿que el racero se aplica distinto entre Tirios y Troyanos?

La pregunta está en el aire… ¿o acaso también la memoria de los veracruzanos deberá ser selectiva en los casos en que les favorece solo algunos?

 Al tiempo.

 astrolabiopoliticomx@nullgmail.com

Twitter: @LuisBaqueiro_mx