A diferencia de antaño, cuando la marca era suficiente para ayudar a la venta del  producto, en las circunstancias actuales ningún otro partido como el Revolucionario Institucional requiere de candidatos con elevada solvencia moral y política para convocar el voto ciudadano; ya no basta con solo ser candidato del PRI para ganar una elección, en contrario ahora el candidato priista debe redoblar esfuerzos para convencer a favor de su partido. En ese entendido,  ¿tiene el PRI veracruzano precandidatos con suficiente convocatoria para obtener el triunfo electoral? Para el gobierno estatal sin duda Pepe Yunes o Héctor Yunes cubren cabalmente ese perfil, pero las circunstancias obligan acompañar al candidato al gobierno del estado con candidatos a diputados y senadores socialmente bien aspectados, allí estará el detalle, ahora se necesita imagen de buen ciudadano y calidad moral.