Perfilando
Por Iván Calderón
17 de octubre de 2017

* Ramón Ortiz, padrino

  Indudablemente una de las delegadas federales que ha trabajado bien y a marchas forzadas, es la titular del ISSSTE en Veracruz, Elizabeth Morales García.

  Esta dama mantiene una intensa agenda de trabajo y recorridos personales con el fin de tratar de mejorar la calidad y atención que se presta en las clínicas de esta dependencia en la entidad.

  Incluso, aun a pesar de las bonanzas que permite el sistema de federal de respetar los días de asueto y de descanso, es muy común verla laborando los fines de semana, ofreciendo óptimos resultados que evidentemente consolidaran su capital político, con miras a lo que para ella pudiera venir en el 2018.

  Y es que pese a que aún no son los tiempos, tanto a Elizabeth Morales como a Anilú Ingram se les ha ubicado con las posibles candidatas al Senado de República por el partido tricolor y ambas funcionarias están siendo fuertemente respaldadas por varios sectores y personajes que mueven los hilos allá en el altiplano.

  De esta manera y aunque no es tarea fácil, algunas voces comentan que a la ex diputada federal no se le puede dar como descartada en la búsqueda de una posición en la cámara alta, ya que gracias a sus encargos pasados, es ampliamente ubicada en las diferentes regiones del estado, además de que según versiones, cuenta con el respaldo de Emilio Gamboa Patrón, de la ahora dirigente nacional del Movimiento Territorial del PRI, Lorena Martínez, así como de Renato Alarcón Guevara, personaje que desde el Comité Directivo Estatal del Revolucionario Institucional, ya cocina el ascenso de su amiga y exjefa a la candidatura.

  Es más, nos informan que Renato ante su círculo más cercano, ha expresado que Elizabeth es su candidata al Senado. Así tal cual.

  En fin, si otra cosa no sucede, percibiremos a una Elizabeth dando una dura batalla en enero del próximo año y por supuesto haciendo valer sus méritos como priista reconocida y como ciudadana que ha privilegiado el servicio social.

  Ya veremos qué es lo que pasa y si a Morales García le pega o no, pero lo cierto es que como nunca antes en Veracruz, son dos damas priistas las que más suenan para el Senado de la República, ya que los posibles tiradores seguramente se ubicaran en la segunda posición, ante su minimizada posición política y social.

POR CIERTO ya que hablamos de trabajo, el que anda haciendo bastante labor con los diferentes sectores poblaciones en el sur del estado, es el conocido empresario de Coatzacoalcos, Ramón Ortiz Cisneros quién apadrinó a 22 Asociaciones Civiles para que estas queden legamente constituidas y puedan acceder a los programas y recursos tanto gubernamentales como de la iniciativa privada.

  A Ortiz Cisneros se le ha caracterizado por su gran apoyo para con la sociedad civil en varias regiones sur veracruzano y esta vez, se encuentra prácticamente encaminando a otras “A.C.” con el objeto de generar una mayor participación y beneficios sociales contando además con el respaldo del Instituto Nacional de Desarrollo Social de la Sedesol Federal.

  No cabe la menor duda que don Ramón está poniendo el ejemplo de como la clase empresarial puede sumar aportando diferentes esfuerzos para fortalecer las iniciativas y proyectos que pueden fortalecer a los diferentes grupos sociales.

  Enhorabuena.

  @IvanKalderon

ivancalderonflores@nulloutlook.com

www.eldelsur.com