Sociedad 3.0

A tiempo, dado que el calendario se deshoja con demasiada rapidez, el alcalde de Boca del Río, Miguel Ángel Yunes Márquez, recorre el Estado encabezando reuniones de carácter político en su carrera rumbo a la gubernatura.

Mediáticamente con un cariz académico, deportivo o social, los encuentros con la militancia en municipios gobernados por el PAN o el PRD en realidad sirven para que el munícipe sea conocido, se ubique en las proximidades del corazón azul y pueda allegarse las simpatías por encima de cualquier otro aspirante, lo que, si por su padre fuera, resultaría imposible.

Como todos saben, la creación del Frente del que forman parte el PAN, el PRD y Movimiento Ciudadano parece una nube que podría empañar la intentona monárquica, porque con esa alianza, hasta Dante Delgado Rannauro puede resultar como candidato, y si Miguel chico resulta que es un desconocido para la militancia estatal, se pondría en una grave desventaja.

Así que los paisanos de Pánuco, Tuxpan, Martínez de la Torre, Misantla y Tierra Blanca han tenido el honor de recibir al que podría relevar a su propio padre en el sillón principal del Palacio estatal.